De la acumulación de autos - De las disposiciones comunes a todo procedimiento y de los incidentes - Libros y Revistas - VLEX 275274163

De la acumulación de autos

Autor:Carlos Alberto Stoehrel Maes
Páginas:155-164
RESUMEN

293. Generalidades - 294. Concepto y finalidades de la acumulación de autos - 295. Requisitos de fondo para que proceda la acumulación de autos - 296. Análisis del Nº 1º del artículo 92 del Código de Procedimiento Civil - 297. Análisis del Nº 2º del artículo 92 del Código de Procedimiento Civil - 298. Análisis del Nº 3º del artículo 92 del Código de Procedimiento Civil - 299. Requisitos de forma... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
155
CAPÍTULO XV
DE LA ACUMULACIÓN DE AUTOS
293. Generalidades
Expresa un autor114 que, “con el objeto de impedir el pronunciamiento
de sentencias contrarias o disconformes sobre una misma materia, se ha
dado nacimiento a una serie de instituciones que, aun cuando de diversa
manera, tienden al mismo fin.
“El riesgo de que puedan recaer sentencias contradictorias sobre un
mismo asunto, se hace más notorio tratándose de causas idénticas; es
decir, de aquellas que presentan entre sí la triple identidad de sus ele-
mentos constitutivos (partes, objeto y causa o título), como sucede cuan-
do las mismas personas actúan en ambos juicios, litigando sobre una
misma cosa y fundando sus acciones en un mismo título. A fin de evitar
esta posible contradicción entre las resoluciones que deban recaer sobre
juicios idénticos, se han establecido dos instituciones que tienen entre sí
gran semejanza. Una de ellas, tiende a impedir que se promueva un
nuevo juicio igual a otro que fue objeto de anterior resolución; ésta es la
que conocemos con el nombre de “cosa juzgada”. La otra tiene por
objeto obtener la paralización de una nueva causa iniciada y que presen-
ta con otra de que ya se está conociendo, los caracteres de identidad que
hemos anotado. Ésta se denomina “litispendencia”.
“El peligro de que se dicten por distintos tribunales sentencias con-
tradictorias, admitiéndose en unas lo que fue desechado en otras o vice-
versa, no sólo existe tratándose de causas idénticas, sino también, cuan-
do entre ellas haya un grado tal de relación, que lo sentenciado en una
sería perfectamente aplicable a las demás, o tendría, al menos, gran
influencia en lo que haya de resolverse en ellas; es decir, cuando se trata
de causas conexas. A evitar este riesgo ha venido la “acumulación de
autos”, disponiéndose que, para estos casos, todas las causas sean llevadas
por un mismo tribunal y falladas por una sola sentencia.
114 Jaime Parot Silva, De la acumulación de autos, 1941, pág. 7.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA