Acusación Constitucional contra Ministros de la Corte Suprema: una acción carente de sustento - Núm. 1366, Agosto 2018 - Temas Públicos - Libros y Revistas - VLEX 737914337

Acusación Constitucional contra Ministros de la Corte Suprema: una acción carente de sustento

RESUMEN

La acusación constitucional está concebida en nuestro ordenamiento jurídico como un instrumento de última ratio, dadas las complejas consecuencias que se derivan de su ejercicio, y que se ejerce por las causales y en contra de las autoridades que expresa y taxativamente señala la Constitución Política de la República. En consecuencia, no puede ser utilizado con otros fines que los expresamente... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
LIBERTAD Y DESARROLLO
TEMAS PÚBLICOS
www.lyd.org
1366 - 2
31 de agosto de 2018
ISSN 0717-1528
1
ACUSACIÓN CONSTITUCIONAL CONTRA
MINISTROS DE LA CORTE SUPREMA:
UNA ACCIÓN CARENTE DE SUSTENTO
Mediante la dictación de siete fallos con idéntica argumentación o fundamento
jurídico, la segunda sala de la Corte Suprema decidió concederle la libertad condicional
a un grupo de presos condenados por delitos por violaciones a los derechos humanos.
La decisión causó un enorme revuelo en la opinión pública, la prensa, la academia y la
clase política. Por supuesto, estas reacciones son legítimas y esperables, toda vez que,
en un país democrático, las decisiones de los tribunales de justicia están abiertas al
escrutinio y la crítica por parte de los ciudadanos.
Sin embargo, algunos parlamentarios de los partidos Socialista, Comunista y del Frente
Amplio presentaron una acusación constitucional por notable abandono de deberes
contra los ministros de la Corte Suprema que concurrieron al fallo con su voto
favorable, esto es, los ministros Hugo Dolmestch, Manuel Antonio Valderrama y Carlos
Künsemüller. El fundamento de la acusación estriba en que los ministros habrían
incumplido su deber de aplicar las normas internacionales, ejerciendo lo que se
denomina “control de convencionalidad”. Al respecto, cabe hacer presente que el
control de convencionalidad es controvertido tanto en la doctrina como en la
La acusación constitucional está concebida en nuestro ordenamiento jurídico como un
instrumento de última ratio, dadas las complejas consecuencias que se derivan de su
ejercicio, y que se ejerce por las causales y en contra de las autoridades que expresa y
taxativamente señala la Constitución Política de la República.
En consecuencia, no puede ser utilizado con otros fines que los expresamente previstos,
pues se afecta gravemente el normal funcionamiento del Estado de Derecho y sus
instituciones en democracia.
La acusación recientemente presentada en contra de los ministros de la Corte Suprema
carece de sustento y pone en evidencia la poca responsabilidad institucional de algunos
actores de la clase política.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA