Bettina Horst. Directora de políticas públicas de LYD - Núm. 317, Junio 2020 - Revista Libertad y Desarrollo - Libros y Revistas - VLEX 844897009

Bettina Horst. Directora de políticas públicas de LYD

Páginas:5-8
 
EXTRACTO GRATUITO
Junio 2020 / Nº 317 5
TEMA PRINCIPAL
Bettina Horst
DIRECTORA DE POLÍTICAS PÚBLICAS DE LYD
a Directora de Políticas Públi-
cas de LyD, Bettina Horst, se
reere en esta entrevista al di-
fícil momento que atraviesa la
economía y a la importancia
de un buen Plan de Emergencia de cara a
los próximos dos años. En ese sentido, a su
juicio este Plan debe considerar tres etapas:
la primera, que estamos viviendo hoy, se
enmarca en las medidas más estrictas en
materia de cuarentenas y de restricción a
la actividad económica, restricciones a po-
der salir a trabajar, y que durará, probable-
mente, hasta que efectivamente se puede
ir reduciendo la tasa de contagios. La se-
gunda etapa implica un paulatino retorno a
determinadas actividades, liberando ciertas
restricciones con las medidas sanitarias, que
permita en una mayor medida desarrollar
las diversas actividades que no se pueden
desarrollar en forma remota. Y nalmente,
la tercera etapa de reactivación propiamen-
te tal, donde se debe retomar con fuerza el
crecimiento de nuestra economía ya con
mayor certeza en cuanto a haber controla-
do efectivamente la pandemia.
En cada una de estas etapas, ¿cuál es el rol
que debe asumir el Estado?
En esta primera etapa se debe entregar
apoyo económico a las familias, empresas
y trabajadores que no pueden desarrollar
sus actividades con normalidad y que han
visto una caída abrupta en sus ingresos. En
el caso de las familias más vulnerables, este
apoyo viene dado por la ayuda entregada
por el Estado a través del Ingreso Familiar
de Emergencia, los trabajadores en gran
medida mediante el acceso a los ahorros
acumulados en el Fondo de Cesantía y en
el caso de las empresas, mediante créditos
blandos para contar con ingresos suciente
para hacer frente a los compromisos duran-
te estos meses y con ello, evitar su quiebra.
En esta etapa, se deben hacer todos los es-
fuerzos por que las empresas que son via-
bles en el mediano plazo no quiebren, para
que así una vez levantadas las medidas mas
restrictivas se puedan retomar esos puestos
de trabajo, en forma casi inmediata. Si las
empresas quiebran, hay que crear nuevos
puestos de trabaja, si las empresas sobrevi-
ven, hay que retornar a ellos.
En la segunda etapa, la autoridad debe de-
nir los protocolos sanitarios que permitan
reanudar las actividades en un contexto
donde aún hay un importante riesgo de
contagio. Esta etapa debe abordarse con
L
“No basta con reactivar, se requiere
retomar nuestra capacidad de
crecimiento que hemos vista mermada
en los últimos años”

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA