Localizando ciudades en circuitos globales **. - Vol. 29 Nbr. 88, December 2003 - EURE-Revista Latinoamericana de Estudios Urbanos Regionales - Books and Journals - VLEX 56588863

Localizando ciudades en circuitos globales **.

Author:Sassen, Saskia
 
FREE EXCERPT

Abstract

There have long been cross-border economic processes. In the last hundred years, the inter-state system carne to provide the dominant organizational form cross-border flows, with national states as its key actors. This condition has changed dramatically over the last decade and more, as a result of privatization, deregulation, the opening up of national economies to foreign firms and the growing participation of national economic actors in global markets. In this context, we see a re-scaling of what are the strategic territories that articulate the new system. The organizational architecture for cross-border flows that results from these re-scaling and articulations increasingly diverges from that of the inter-state system. My central effort here is to contribute to empirical and theoretical specification of this organizational architecture. Among the features examined here are the combination of centralization and dispersal trends, the disproportionate concentration of value and transactions in the North Atlantic, the role of cities in ah increasingly digitized global economy, especially as illustrated by the growth of finance and specialized services, and the impact of information technologies on urban economies.

Keywords: globalization, cities networks, global circuits.

Resumen

Por largo tiempo han existido procesos económicos transfronterizos. En los últimos cien años, el sistema inter-estados vino a proveer la forma organizativa dominante para los flujos transfronterizos, con los estados nacionales como actores clave. Esta condición ha cambiado dramáticamente desde la década de los ochenta, como resultado de la privatización, desregulación, apertura de las economías nacionales a empresas extranjeras y la creciente participación de actores económicos nacionales en mercados globales. En este contexto, observamos un reescalamiento de los territorios estratégicos que articulan el nuevo sistema. La arquitectura organizativa para los flujos transfronterizos, resultante de estos reescalamientos y articulaciones, diverge cada vez más de la del sistema inter-estados. Mi esfuerzo central aquí es contribuir a la especificación teórica y empírica de esta arquitectura organizacional. Entre los rasgos aquí examinados están la combinación de las tendencias a la centralización y a la dispersión; la desproporcionada concentración de valor y transacciones en el Atlántico Norte; el rol de las ciudades en una economía global crecientemente digitalizada, como lo ilustra especialmente el crecimiento de las finanzas y de los servicios especializados; y el impacto de las tecnologías de la información en las economías urbanas.

Palabras clava: globalización, redes de ciudades, circuitos globales.

  1. Introducción

    Los económicos transfronterizos no son nada nuevo. Los flujos de capital, de trabajo, de bienes, de materias primas, de viajeros han existido a través de los siglos. Asimismo, ha habido enormes fluctuaciones en el grado de apertura o cierre de los cuadros organizacionales dentro de las cuales se han dado estos flujos. Durante los últimos cien años, es el sistema inter-estatal el cual ha provisto el marco organizativo dominante para los flujos transfronterizos, con los estados nacionales como actores clave. Es esta condición la que ha cambiado dramáticamente desde la década de los '80, como resultado de la privatización, desregulación, apertura de las economías nacionales a empresas extranjeras y la creciente participación de actores económicos nacionales en mercados globales.

    En este contexto, observamos un reescalamiento de los territorios estratégicos que articulan el nuevo sistema. Con el desmantelamiento parcial o al menos el debilitamiento de lo nacional como unidad espacial, sobrevienen condiciones para el ascenso de otras unidades espaciales y escalas. Entre éstas se encuentra lo subnacional, particularmente ciudades y regiones; las regiones transfronterizas que incluyen dos o más entidades subnacionales; y las configuraciones supranacionales, como por ejemplo los mercados digitalizados y los bloques de libre comercio. Las dinámicas y los procesos que se territorializan, o que funcionan a estas diversas escalas, pueden en principio ser regionales, nacionales o globales. Hay una multiplicación de circuitos globales especializados para las actividades económicas que contribuyen a constituir estas nuevas escalas y que simultáneamente se fortalecen por su emergencia.

    La arquitectura organizacional para los flujos transfronterizos, que resulta de estos reescalamientos y articulaciones, diverge cada vez más de la del sistema inter-estatal. Los articuladores claves incluyen ahora no sólo a los estados nacionales, sino también a empresas y mercados cuyas operaciones globales vienen facilitadas por nuevas políticas y estándares transfronterizos producidos por estados, voluntariamente o no tanto. Entre los referentes empíricos para estos cuadros no estatales de articulación de la economía global se cuenta el creciente número de fusiones y adquisiciones transfronterizas de empresas, las amplias redes de filiales extranjeras, el número creciente de centros financieros nacionales que se integran al mercado financiero global.

    Una consecuencia de éstos y de otros procesos es que un número creciente de ciudades juegan hoy un papel cada vez más importante en vincular directamente sus economías nacionales con circuitos globales. A medida que crecen las transacciones transfronterizas de todo tipo, también lo hacen las redes que unen configuraciones o grupos particulares de ciudades. Esto a su vez contribuye a la formación de nuevas geografías de centralidad que conectan las ciudades en una creciente variedad de redes transfronterizas, incluso atravesando viejas divisiones como la Norte-Sur.

    Un rasgo clave de esta arquitectura organizacional es que ella contiene tanto las capacidades para una enorme dispersión y movilidad geográfica, así como también pronunciadas concentraciones territoriales de recursos, necesarias para la gestión y servicio de tal dispersión. La gestión y servicio de gran parte del sistema económico global tiene lugar en una red cada vez mayor de ciudades globales, o de ciudades que son más bien poseedoras de funciones de ciudades globales. La expansión de la gestión global y de actividades de servicio ubicadas en ciudades ha traído consigo un ascenso masivo y la expansión de áreas urbanas centrales, aún cuando grandes fragmentos de estas ciudades caen en una profunda pobreza y deterioro infraestructural. Mientras este rol de gestión global y de servicios involucra solamente ciertos componentes de las economías urbanas, ha contribuido al reposicionamiento de ciudades, tanto nacional como globalmente.

    Más aún, al enfatizar el hecho de que los procesos globales están al menos parcialmente insertos en los territorios nacionales a través de su concentración en las ciudades, se introducen nuevas variables en las concepciones actuales acerca de la globalización económica y de la reducción del rol regulador del Estado. Es decir, mientras la "función global de la ciudad" está en parte ensamblada en esta red de lugares que son parte de territorios nacionales, la geografía para los nuevos procesos económicos globales mayores ignora hasta cierto punto la noción de que lo global y lo nacional son dos zonas mutuamente excluyentes como se asume en muchos análisis acerca del impacto de la economía global sobre la autoridad del Estado. Los estados nacionales han tenido que participar en la creación de los ambientes legales e institucionales que permitan contribuir a la formación de esta geografía transfronteriza de centralidades, en gran parte articulada en la red de ciudades globales.

    Mi esfuerzo central aquí es contribuir a la especificación teórica y empírica de esta arquitectura organizacional (1). Los factores involucrados son muchos, incluyendo la política estatal, las capacidades producidas por las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías en red, antiguas historias de ventajas económicas disfrutadas por algunas ciudades y la localización en jerarquías globales. Al examinar cómo las ciudades pasan a estar articuladas con los circuitos globales hay varias unidades de análisis posibles: arquitecturas actuales de conectividad técnica, globales y locales; empresas y filiales transoceánicas; transacciones transfronterizas tales como inversión y comercio; alianzas entre mercados financieros así como, más generalmente, las operaciones del mercado global de capitales; el crecimiento de mercados de trabajo transnacionales para profesionales y trabajadores especializados de servicios. Pero hay, en principio, muchas otras unidades de análisis que se podría haber considerado, tales como las redes de tráfico ilegal de personas, drogas y bienes robados; redes de inmigración; bienales de arte; el mercado del arte; patrones turísticos (no sólo turistas individuales), como las paradas de los grandes cruceros; redes de negocios de inmigrantes; redes de activistas, desde los ambientalistas y defensores de los derechos humanos hasta las redes de activistas de los pobres. Es imposible cubrir aquí un rango tan diverso de posibles unidades de análisis.

    Entre los rasgos aquí examinados están la combinación de las tendencias a la centralización y a la dispersión; la desproporcionada concentración de valor y transacciones en el Atlántico Norte; el rol de las ciudades en una economía global crecientemente digitalizada, como lo ilustra especialmente el crecimiento de las finanzas y de los servicios especializados, y el impacto de las tecnologías de la información en las economías urbanas.

  2. Redes mundiales y centralización del control

    La geografía de la globalización contiene tanto una dinámica de dispersión como una de centralización. Las tendencias masivas hacia la dispersión espacial de actividades económicas a nivel metropolitano, nacional y global que asociamos con la globalización han contribuido a una demanda por nuevos...

To continue reading

REQUEST YOUR TRIAL