Conclusiones - Tercera parte. Evaluación de los instrumentos de técnica legislativa en materia penal (Criterios de análisis) - La formulación de tipos penales. Valoración crítica de los Instrumentos de Técnica Legislativa - Libros y Revistas - VLEX 324756319

Conclusiones

Autor:María Magdalena Ossandón Widow
Páginas:591-602
 
EXTRACTO GRATUITO
591
1. La formulación de los tipos penales se verifica a través del
lenguaje utilizado en un sentido prescriptivo y con una finalidad
determinada. En particular, las normas penales se configuran como
directivos de conducta destinados a proteger determinados bienes
jurídicos esenciales para mantener la convivencia social, y esa fina-
lidad, así como las peculiares características de su funcionamiento,
condicionan tanto la forma en que deben ser expresadas como su
interpretación, las que deben estar teleológicamente orientadas.
2. Los tipos penales deben redactarse, en principio y como re-
gla general, usando el lenguaje ordinario. Sólo cuando el sentido
común y ordinario del lenguaje resulte insuficiente para satisfacer
las exigencias garantísticas del ordenamiento penal es aconsejable
emplear términos técnicos, definiciones, remisiones, etc. En cualquier
caso, dado que el lenguaje está sujeto a importantes limitaciones,
es imposible aspirar a una absoluta precisión en la formulación de
las normas. Por tanto, el empeño que debe orientar la labor del le-
gislador es el de conseguir el máximo de precisión posible, teniendo
siempre en cuenta que se está expresando dentro de un espacio
normativo y de atribución de responsabilidad.
3. El legislador dispone de diversos instrumentos o modelos
de técnica legislativa para redactar los tipos penales. Pero en re-
lación con las categorías tradicionalmente usadas para clasificar
esas distintas formas de expresar una norma –elementos descrip-
tivos, normativos, de valoración global del hecho, leyes penales
en blanco, definiciones, etc.–, y salvo algunos aspectos esenciales,
no existe claridad conceptual ni uniformidad de tratamiento. Más
CONCLUSIONES

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA