Crédito con aval del estado (CAE): mitos y realidades - Núm. 1282, Noviembre 2016 - Temas Públicos - Libros y Revistas - VLEX 654104557

Crédito con aval del estado (CAE): mitos y realidades

RESUMEN

El CAE se creó para permitir el acceso a la educación superior de muchos estudiantes con mérito que se estaban quedando fuera de ésta por motivos económicos, objetivo que se logró a cabalidad, cumpliendo así con un rol de inclusión y cobertura. En el contexto de un país que tiene múltiples necesidades prioritarias sin cumplir, parece ser que un sistema de créditos es de toda justicia y cumple... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
LIBERTAD Y DESARROLLO
TEMAS PÚBLICOS
www.lyd.org
1282 - 1
25 de noviembre de 2016
ISSN 0717-1528
1
CRÉDITO CON AVAL DEL ESTADO (CAE): MITOS Y
REALIDADES
En el marco de la actual discusión de la reforma del sistema de educación superior
que se está llevando en el Congreso y en todo el país, y en medio de los intentos
de este gobierno de establecer -o al menos de amarrar- su prometida gratuidad
universal, se han levantado diversas críticas al Cr édito con Aval del Estado (CAE).
La eliminación de este instrumento es una de las principales condiciones que
ciertos sectores de la izquierda han impuesto al Gobierno para apoyar la reforma a
la educación superior.
En este contexto, resulta necesario explicar entonces en qué consiste este
instrumento, por qué motivos fue creado, a quiénes está dirigido, cuál ha sido su
impacto, qué modificaciones ha tenido en los últimos años para hacer más
efectivo el cumplimiento de sus objetivos y qué margen de espacio existe para
futuros perfeccionamientos.
El CAE se creó para permitir el acceso a la educación superior de muchos estudiantes con
mérito que se estaban quedando fuera de ésta por motivos económicos, objetivo que se logró
a cabalidad, cumpliendo así con un rol de inclusión y cobertura.
En el contexto de un país que tiene múltiples necesidades prioritarias sin cumplir, parece ser
que un sistema de créditos es de toda justicia y cumple con el fin de permitir el acceso a la
educación de aquellos que provienen de sectores más desaventajados.
Si bien es cierto que el sistema ha tenido sus defectos, existen espacios para avanzar en su
perfeccionamiento sin tener que transitar hacia otros modelos que producirían distorsiones
muy graves para nuestro sistema de educación superior.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA