Las denominaciones de origen: el caso colombiano - Estudio de Derecho y Propiedad Intelectual. Homenaje a Arturo Alessandri Besa - Libros y Revistas - VLEX 275274259

Las denominaciones de origen: el caso colombiano

Autor:Jorge Chávarro Aristizábal
Cargo del Autor:Abogado. Universidad Externado de Colombia. Université La Sorbonne, Paris II, Institut des Hautes Études Internationales.
Páginas:295-307
 
EXTRACTO GRATUITO
295
LAS DENOMINACIONES DE ORIGEN:
EL CASO COLOMBIANO
Jorge Chávarro Aristizábal *
Con mucha emoción rindo homenaje a don Arturo Alessandri Besa, ilustre pro-
fesional del derecho, jurista chileno quien gracias a su ardua labor intelectual,
profesional y humana traspasó fronteras. Agradezco la generosa invitación
para participar en este libro y expreso el honor que representa para mí poder
compartir con los lectores algunas ideas sobre uno de los aspectos de la propie-
dad intelectual, las denominaciones de origen, enmarcadas en el ámbito de
Colombia, mi país. Al vincular el nombre Arturo Alessandri Besa con el tema
de las denominaciones de origen no puedo evitar pensar en mi maestro y guía,
don Germán Cavelier, quien fuera un gran amigo de don Arturo y apasionado
por las denominaciones de origen.
Para un número importante de juristas dedicados a la propiedad intelectual, el
concepto de denominación de origen es seguramente un tema bien conocido,
pero no lo es para todos. El concepto de la denominación de origen Café de
Colombia puede ser conocido para algunos, pero la mayoría de juristas, creo,
sólo le atribuyen a la expresión Café de Colombia el carácter de aquel pro-
ducto que viaja por el mundo entero, gracias a su calidad y a los incansables
periplos del personaje llamado Juan Valdez, siempre acompañado de su mula
Conchita. Pero el Café de Colombia es mucho más que eso; es la buena fama,
la reputación y el reconocimiento de un producto que a lo largo de muchos
años ha adquirido una notoriedad tal, que lo ha hecho merecedor del gran tí-
tulo: Indicación Geográfica Protegida, Denominación de Origen Protegida.
Como estoy seguro de que aún entre la comunidad de juristas dedicados
a la propiedad intelectual, analizar estos conceptos puede resultar enrique-
cedor, en este artículo voy a hacer unas reflexiones sobre la manera como
esta institución jurídica fue poco a poco implantándose en Colombia.
1. Si bien el primer asomo de protección de la propiedad industrial
en Colombia se dio en el año 1823,1 fue sólo con ocasión de la entrada en
vigencia de tratados internacionales, como el de 1901 con la República Fran-
cesa y el de 1909 con la Confederación Suiza, que se mencionó por primera
y segunda vez a las indicaciones geográficas.
La Convención Franco-Colombiana
2
consagra, en su artículo primero, la
reciprocidad en la protección para los ciudadanos de los dos países, entre
* Abogado. Universidad Externado de Colombia. Université La Sorbonne, Paris II, Ins-
titut des Hautes Études Internationales. Ha sido Profesor de Derecho Internacional Privado,
de Derecho Privado Comparado y de Propiedad Industrial en varias universidades. Socio de
la firma Cavelier Abogados, Colombia.
1 Ley del 31 de julio de 1823 que fijó las reglas que deben observarse para la concesión
de toda clase de privilegios exclusivos. Codificación Nacional, t. I, Nº de Orden 123, p. 244.
2 Convención Franco-Colombiana relacionada con la Propiedad Industrial, 1901, firma-
da el 5 de julio de 1904.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA