Descripción - Núm. 158, Junio 2017 - Serie Informe Sociedad y Política - Libros y Revistas - VLEX 682889301

Descripción

Autor:Antonia Vinagre G.
Cargo:Cientista Político de la Universidad del Desarrollo. Investigadora del Programa Sociedad y Política de Libertad y Desarrollo
Páginas:8-11
 
EXTRACTO GRATUITO
Serie Informe Sociedad y Política 158 8
a zona de La Araucanía es uno de los sectores que
concentra la mayor cantidad de violencia en el
país. Constantemente la prensa publica actos de
estas características que son cometidos en lugares
de alto interés mapuche. A pesar que existe una mayor
dotación policial y leyes que han intentado disminuir la
violencia, no se ha podido frenar el crecimiento de estos
hechos y menos su intensidad. Una muestra es la cantidad
de comunidades indígenas radicales que existen en la
macro zona sur. El Cuadro 1 refleja cmo se ordenan stas
en la zona y deja claro que son un nmero inferior de estas
comunidades las que utilizan la violencia como forma de
presión.
L
2. DESCRIPCIÓN
Región
Comunidades
Proporción
Inscritas Radicales
Región del Bio
Bio 234 29 12,4%
Región de la
Araucanía 1.948 28 1,4%
Región de los
Ríos 376 11 2,9%
Total 2.558 68 2,7%
Fuente: comunidades inscritas (pgina web CONADI);
comunidades radicales macro zona Sur (Carabineros de Chile).
Cantidad de Comunidades Indígenas y
Comunidades Radicales por Región 2016
Cuadro 1
El cuadro anterior da cuenta de la existencia de grupos
violentos en la zona. Si bien no se pueden atribuir a todos
ellos los hechos que azotan diariamente al sur de Chile, sí
se inere que estos tendran alguna relacin con ellos, ya
que Carabineros ha logrado identicarlos como radicales
(denicin que viene dada por la participacin de estos
grupos en hechos de violencia en la zona de La Araucanía).
El Estado se ha visto sobrepasado y las medidas adoptadas
no han servido para frenar la violencia.
Una de las formas con la que se ha intentado apaciguar
los conflictos es la Ley Indígena, que incorpora una serie
de políticas de compensación como la entrega de tierras
reduciendo el problema a ello. Especcamente el Fondo de
Tierras y Aguas -que es parte de la legislación anteriormente
nombrada- otorga subsidios a personas y comunidades
para la adquisición de tierras. Éste ha demostrado ser uno
de los principales factores del aumento de la violencia en
La Araucanía.
El Fondo de Tierras y Aguas se subdivide en dos fondos
especiales fondo A y fondo B. El fondo A, opera bajo
la lógica de asignación de tierras vía subsidio a familias
y comunidades sin tierras o asentadas en una supercie
considerada insuciente, por hasta un monto de $
20 millones; mientras que el fondo B tiene por objeto
posibilitar la adquisición de predios en conflicto relativos a
asignaciones o transferencias por títulos. Éste ha generado
cada vez más comunidades indígenas reclamando las
tierras del “Wallmapu” (nombre dado al territorio ancestral
mapuche). El Grco 1 muestra la inscripcin en CONADI
de estos grupos.
En el Grco 2 se constata cmo el presupuesto para el
Fondo de Entrega de Tierras y Aguas ha ido creciendo
desde 2012, donde el presupuesto alcanzaba los $ 49.890
millones pasando a $ 83.950 millones4 para 2016, lo
que representa un aumento de 40,57% del presupuesto.
Curiosamente, y en forma casi paralela, la violencia
también se ha visto incrementada desde entonces5.
Tal como se mencionaba, el aumento del gasto no ha
traído consigo una disminución de la violencia en la zona
de La Araucanía, sino que por el contrario, los hechos
Todas las cifras son expresadas en pesos año 2017.
4
Para ms detalles respecto del impacto de la ley Indgena y especcamente
del fondo de Tierras, véase Zaror y Lepin (2016) “La Política de Entrega de
Tierras: Análisis y Desafíos de cara a un Nuevo Paradigma de la Política
Indígena”. LyD, Serie Informe Sociedad y Política 152, abril de 2016.
5

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA