El despido indirecto. Término de contrato por faltas imputables al empleador - Núm. 37, Julio 2016 - Manual ejecutivo laboral - Libros y Revistas - VLEX 704216373

El despido indirecto. Término de contrato por faltas imputables al empleador

Páginas:9-19
 
EXTRACTO GRATUITO
9
EL DESPIDO INDIRECTO
TÉRMINO DE CONTRATO POR FALTAS IMPUTABLES AL EMPLEADOR
EL DESPIDO INDIRECTO
TÉRMINO DE CONTRATO POR FALTAS
IMPUTABLES AL EMPLEADOR
Los artículos 159, 160 y 161 del Código del Trabajo, en su generalidad, aluden a la
terminación del contrato por decisión del empleador, sea por circunstancias ajenas a
la voluntad del trabajador, como también ante evidentes faltas de éste último.
Así, particularmente respecto del artículo 160, se ha dicho que el contrato de trabajo
puede terminar por el incumplimiento que a sus estipulaciones incurre el trabajador;
o sea, cada vez que el trabajador incurra en actos carentes ausentes de probidad,
falte injusticadamente al trabajo, lo abandone o deje de cumplir cada una de las
estipulaciones que haya pactado con su respectivo empleador, éste podrá despedirle
sin derecho a indemnización alguna.
Pero, consciente la ley de que el empleador también se puede constituir en un infractor
de sus principales obligaciones, ha dispuesto que en tales casos sea el trabajador
quien decida poner término a la relación laboral, siguiendo todo el procedimiento que
se indica en el artículo 171 del Estatuto Laboral, que otorga al trabajador el derecho
de poner término por sí mismo, al contrato de trabajo en una instancia conocida como
“Despido Indirecto”, por estimar que el empleador ha incurrido en alguna o algunas
de las causales de los números 1, 5 ó 7 del artículo 160 del Código.
Despido indirecto. Concepto.
La Corte de Concepción, en sentencia de 14 de noviembre de 2007, Rol 549-2007,
expresa que el despido indirecto puede denirse como el derecho del trabajador de
poner término al contrato de trabajo por haber incurrido el empleador en alguna de
las causales de término de contrato imputables a su conducta, lo cual da derecho al
trabajador al pago de las correspondientes indemnizaciones.
La institución denominada despido indirecto constituye un derecho que la ley estable-
ce en benecio del trabajador para poner término a un contrato de trabajo en razón
de haber incurrido el empleador en alguna de las causales de terminación de dicha
relación laboral, de manera que es la parte empleadora quien incurriendo en alguna
causal, realmente motiva y provoca su terminación.
Para la Corte Suprema, el despido indirecto representa, efectivamente, una terminación
del contrato de trabajo decidida por el trabajador; pero ella no es atribuible a su sola
voluntad, en términos de equipararla a una renuncia al empleo, sino su causa obedece
a la actitud del empleador de haber congurado una causal de caducidad de contrato
imputable a su conducta, conclusión que se ve conrmada por la norma del inciso
nal del artículo 171 que expresa: “Si el tribunal rechazare el reclamo del trabajador,
se entenderá que el contrato ha terminado por renuncia de éste. (Sent. 12.04.2000).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA