Apertura del Encuentro por el Decano Sr. Jorge Correa sutil - Núm. 9, Abril 1989 - Colección Seminarios - Cuadernos de Análisis Jurídico - Libros y Revistas - VLEX 399601886

Apertura del Encuentro por el Decano Sr. Jorge Correa sutil

Páginas:7-8
RESUMEN

No se preocupen, no es mi intención hacer un discurso de apertura, el que con más propiedad y sabiduría harán el Rector de nuestra Universidad y el Presidente de la Sección Chilena de la Asociación Internacional de Derecho Penal. En mis cortos años como aprendiz de Teoría General elel Derecho he comprendido que no es fácil entrar desde esta disciplina al complejo lenguaje de las ciencias Penales.

 
EXTRACTO GRATUITO
Se
hizo
lo
que
se
pudo y con
los
elementos que
se
tuvieron a
mano'
labor de
las
universidades, de
los
institutos especializados
y,
Sobr'
se.,
do, de
los
mismos académicos, continuar
el
esfuerzo y mejorarlo.
eto.
Mario Garrido Montt
Director
Departamento Derecho
Penal
Universidad
Diego
Portales
APERTURA
DEL ENCUENTRO
POR
EL
DECANO
SR.
JORGE
CORREA
SUTIL
No
se preocupen, no es
mi
intención hacer un discurso
de
apertura,
el
que con más propiedad y sabiduría harán
el
Rector de
nuestra
Universidad y
el
Presidente
de
la
Sección Chilena
de
la
Asocia-
ción
Internacional de Derecho Penal.
En
mis
cortos años como apren-
diz
de
Teoría General
elel
Derecho he comprendido que no es fácil en-
trar
desde esta disciplina
al
complejo lenguaje de las ciencias Penales.
Quiero, simplemente, darles una muy cordial bienvenida. Se
me
viene a
la
memoria una expresión propia de
la
cultura popular que
me
parece pertinente a
la
ocasión.
Es
frecuente que, cuando
un
pobre
invita
a
su
casa, reciba o despida a
su
invitado diciéndole "Perdone lo po-
co".
La
expresión parece atinada, en primer lugar pera
dar
nuestras
disculpas
anticipadas por
las
muchas incomodidades que
Uds.
probable-
mente
padecerán merced a nuestra incipiente infraestructura.
Pero también
la
expresión parece pertinente para destacar
la
relevancia
de
este acto. Seguramente
si
un estudiante ingresara a esta
Sala
se
preguntaría a quien se disponen a enseñar
los
profesores
de
Dere-
cho
Penal aqu í reunidos.
Se sorprendería
de
vuestra modesta humildad
al
enterarse
que
vienen a aprender unos de otros acerca nada menos de qúé y cómo
enseñar
la
especialidad en que han descollado.
Es
difícil caracterizar
el
perfil ideal de un académico. Sin
embargo, tal
vez
lo
que más
lo
distingue es
la
capacidad de reconocer su
propia
pobreza y para retomar responsable e incesantemente
las
pregun-
tas
primeras de
su
propio quehacer.
Eso
es
lo
que
los
enaltece y distingue.
No
será fácil
-estoy
seguro,- acometer lo que
se
proponen.
No
obstante
la
relativa uniformidad y estabilidad de
los
programas de
Derecho Penal, parecen existir complejísimas cuestiones que se debaten
al
interior de esos marcos fórmales.
En
tales debates inciden problemas
mayores, como
el
del modelo de Universidad o
de
Abogado a formarse;
los
siempre discutidos modelos metodológicos,
los
fines pedagógicos
la
los
que responden,
el
de
la
relativa distancia entre una sofisticada
teor
ía
del Derecho Penal y
los
acuciantes problemas de
la
realidad
7

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA