¿Cuál es nuestro régimen de Gobierno? - Núm. 155, Agosto 2016 - Serie Informe Sociedad y Política - Libros y Revistas - VLEX 648734749

¿Cuál es nuestro régimen de Gobierno?

Autor:Sebastián Soto Velasco - Andrés Sotomayor Morales
Cargo:Abogado UC y Máster en Derecho por la Universidad de Columbia, NYC. Actualmente es Director del Área Constitucional de Libertad y Desarrollo y Profesor de Derecho UC. - Abogado UC y Máster en Derecho por la Universidad de Georgetown. Actualmente es abogado de Porzio, Ríos, García y Asociados
Páginas:33-33
 
EXTRACTO GRATUITO
Sobre la convivencia entre Ejecutivo y Legislativo en nuestro país puede
verse ANINAT, CRISTÓBAL. 2006. “Balance de poderes legislativos en Chile.
¿Presidencialismo exagerado o base de un sistema político cooperativo?” en
Política, Vol. 47.
37
RELACIÓN ENTRE EL
PRESIDENTE DE LA
REPÚBLICA
Y EL CONGRESO NACIONAL
20.
¿Cuál
es nuestro
Nuestro régimen de gobierno ha sido durante gran parte
de nuestra historia un régimen presidencial, es decir,
aquel en que el Presidente es elegido directamente
por los ciudadanos y permanece en el poder por plazos
previamente determinados sin que sea necesario entonces,
que cuente con mayoría en el Parlamento. En otros países
se encuentran sistemas parlamentarios, donde hay un
Primer Ministro elegido por la mayoría del Congreso, y
sistemas semi presidenciales donde conviven la figura
del Presidente como Jefe de Estado elegido por votación
directa, y un Primer Ministro como Jefe de Gobierno,
elegido por la mayoría parlamentaria.
La figura presidencial en nuestro sistema está dotada de
legitimidad democrática por tratarse de una personalidad
electa de manera personal y a nivel nacional. Asimismo,
está dotado de amplias atribuciones a fin de fortalecer el
carácter ejecutivo que requiere la autoridad presidencial
las que, con todo, no le conceden el poder total pues no
puede alterar de manera unilateral el statu quo37.
El régimen presidencial y la figura del Presidente están
fuertemente arraigados en nuestra tradición histórica
y, para muchos, el sistema presidencial ha garantizado
eficiencia y estabilidad. No obstante ello, desde hace algún
tiempo existen críticas a este sistema.
Desde la posición crítica se señala que los sistemas
parlamentarios tienen válvulas de escape, como la
renuncia del Primer Ministro, que evitan crisis sistémicas
como las que ocurren en los sistemas presidenciales ante
crisis políticas. Además, se señala que es contradictorio
conferirle al Presidente dos funciones incompatibles como
son la de Jefe de Estado y Jefe de Gobierno. También
se argumenta que el sistema presidencial sólo funciona
adecuadamente en aquellos casos en que el Presidente
de la República cuenta con mayoría parlamentaria que le
permite ejecutar su programa. Por último, y entre otras
críticas, se sostiene que el sistema chileno se encuentra
agotado y desacreditado por la pérdida de eficacia del
Congreso, por lo que se requeriría un cambio radical.
A pesar de los progresos que el sistema ha generado,
existe un consenso amplio en introducir mejoras
en esta materia que permitan moderar el excesivo
presidencialismo. Basta mirar las propuestas de diferentes
candidatos en las últimas elecciones presidenciales para
deducir que varias modificaciones podrían introducirse con
apoyos transversales. Al menos, las propuestas coinciden
en hacer más colaborativas las relaciones entre el
Congreso y el Ejecutivo, en particular en materia de trámite
legislativo. Lo relevante es que las propuestas no impliquen
un debilitamiento de la figura presidencial.
Finalmente, en lo que sí debe avanzarse es en introducir
más instancias de control entre los poderes y balance entre
los mismos al momento de ejercer sus atribuciones.
régimen
de Gobierno?
33

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA