Estrategia para el litigio de casos ambientales ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos - Núm. 1, Mayo 2009 - Justicia Ambiental. Revista de Derecho Ambiental de la ONG FIMA - Libros y Revistas - VLEX 648248193

Estrategia para el litigio de casos ambientales ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos

Autor:Martin Wagner - Astrid Puentes Riaño
Cargo:Abogado, University of Virginia. Director del Programa Internacional de Earthjustice - Abogada, Universidad de Los Andes, Bogotá, Colombia
Páginas:130-168
 
EXTRACTO GRATUITO
JUST ICIA AMBIENTAL N° 1 – MAYO 2009
130
ESTRATEGIA PARA EL LITIGIO DE CASOS
AMBIENTALES ANTE EL SISTEMA
INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS
Martin Wagner*
Astrid Puentes Riaño
I.- INTRODUCCIÓN
El hemisferio americano fue la primera región del mundo en reconocer expresamente
el derecho humano a un medio ambiente sano, mediante el Protocolo de San
Salvador.
1
Además, varias constituciones de la región han reconocido este derecho. Su
reconocimiento brindó muchas esperanzas para la mejora en la calidad de vida; no
obstante, casi dos décadas después, la situación en la región dista enormemente de ser
ideal.
Ejemplos de graves daños ambientales que afectan derechos humanos son diversos e
incluyen impactos a comunidades ingenas, afro-descendientes y campesinas por el
desarrollo de infraestructura; amenazas a la sobrevivencia de comunidades por el
cambio climático; contaminación severa por mal uso y disposición de sustancias
químicas; y graves afectaciones por la contaminación del aire, debido a actividades
industriales y contaminación en las ciudades.
Evidentemente, el reconocimiento del derecho a un ambiente sano como derecho
humano, por sí solo, no es (y no ha sido) suficiente para asegurar su pr otección
efectiva. Éste es sólo el primer paso, que debe materializarse mediante el compromiso
de los Estados de garantizarlo, respetarlo, protegerlo, e implementar medidas que
aseguren que las actividades económicas, no afecten el ambiente a tal punto que
destruyan los ecosistemas, impidiendo a las personas el disfrute de condiciones de
vida dignas.
Cuando esto no sucede a nivel interno, la alter nativa en el hemis ferio amer icano para
una buscar una protección efectiva es el Sistema Interamer icano de Protección de los
Derechos Humanos (SIDH). El SIDH fue creado en el marco de la Organización de
Estados Americanos con e l objetivo de gar antizar la efectividad de los derechos
humanos reconocidos en la Convención Americana y las normas y jurisprudencia que
la desarrollan y complementan. Las herramientas del sistema son una opción
interesante que no ha sido suficientemente aprovechada ante casos en los que la
degradación ambiental vulnera los derechos humanos. Este artíc ulo aborda algunos
*
Abogado, University of Virginia. Director del Programa Internacional de Earthjustice, Profesor de Derecho
Amb iental e In tern acional y Comercio Internacional de la Universidad Golden Gate en San Francisco, California.
Miembro de la Jun ta Directiva de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), desde su
fundaci ón.
Abogada, Universidad de Los Andes, Bogotá, Colombia. Magíster en Derecho Comparad o de la Universidad de
Florida y Magíster en Derecho Ambiental de la Universidad del País Vasco. Co-Directora de AIDA.
1
Proto colo Adicional a la Convenció n Americana sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1988 o
“Protocolo de San Salvador” [en línea] http://www. cidh.org/Basicos/Basicos4.htm [fecha de consulta: 20 de mar zo
de 2009].
LITIGIO DE C ASOS AMBIENT ALES ANTE EL SISTEMA INTERAMERICANO
DE DE RECHOS HUMANOS
131
elementos estratégicos , relac ionados con la escogencia de un caso, det erminación de
estrategia y elementos jurídicos y políticos, que pueden ser útiles para el trabajo de
este tipo de situaciones.
2
II.- ELEMENTOS ESTRATÉGICOS
Los casos que se presentan ante el SIDH no son litigios aislados . Además de la
problemática que se aborda en cada uno, éstos permiten a la Comis ión Interamericana
de Derechos Humanos (CIDH)
3
y la Corte Interamericana de Derec hos Humanos
(Corte IDH)
4
interpretar y desarrollar las normas aplicables al derecho de los
derechos humanos que servirán de jurisprudencia para fundamentar cas os futuros.
Por ende, tener line amientos para el estudio de casos a presentar ante el s istema
interamericano es de suma utilidad, para asegurar que los litigios sean estratégicos en
la obtención de los objetivos del caso y el avance jurisprudencial r egional. Es útil
también considerar las posibilidades y las consecuencias que és te tendrá para la
interpretac ión de los derechos consagrados en la Convención.
Aunado a ello, quienes litiguen deberán considerar los factores políticos, económicos
y proc esales alrededor del as unto, cuyo estudio previo es esencial para asegurar los
objetivos buscados. Es evidente, que si bien los aspectos jurídicos son determinantes,
los otros factores mencionados son también relevantes y de hecho, pueden
condicionar el r esultado de las es trategias legales. L os cr iterios anotados, son
especialmente importantes para c asos ambientales, por cuanto son asuntos
relativamente nue vos y su jur isprudencia apenas empieza a desarrollarse.
Igualmente, las opiniones consagradas en los informes por país o informes es peciales,
presentados por la Comisión, s on también fuentes interpretativas a tener en cuenta.
A.- Pasos para la selección de un caso
1.- Cumplimiento de Requisitos de Admisibilidad
Para que un c aso pueda ser lle vado ante la Comisión Interamericana debe existir, en
primer lugar, una violación a alguno de los derechos humanos reconocidos en la
Convención Americana sobre Derechos Humanos
5
del cual un Estado Parte sea
responsable. Además, el caso debe cumplir con los requisitos formales de
admisibilidad, de c onformidad con el artículo 46 de la Convención. Es decir, deben
haberse interpuesto y agotado los r ecursos internos disponibles, la petición debe ser
presentada en un plazo no mayor a seis meses a par tir de la notific ación de la última
decisión y el caso no deberá estar pendiente de otro procedimiento de arreglo
internacional.
2
Este artículo está basado en: AIDA, Guía de Defensa Ambiental: construyendo la estrategia para el litigio de casos
ante el Sistema In teramericano de Derechos Humanos, 2008, Capítulo V [en nea] http://www.aida-
americas.org/aida.php?page=182&lang=es [fecha de consulta: 20 de marzo de 2009].
3
Todos casos de la CIDH citados en este artículo, pueden consultarse en su sitio web [en línea]
http://www.cidh.oas.org/casos.esp .htm [fecha de consulta: 20 de marzo de 2009].
4
To dos casos de la Corte IDH citados en este artículo, pueden consultarse en su sitio web [en línea]
http://www.corteidh.or. cr/ [fecha de consulta: 20 de marzo de 2009].
5
Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante la Convención, Convención Americana o “Pacto de
San José de Costa Rica”), suscrita en San José de Costa Rica el 22 de noviembre de 1969 , entró en vigor el 18 de julio
de 1979. [en línea] http://www.cidh.oas.org/Basicos/Basicos2.htm [fecha de consulta: 20 de marzo de 2009].
JUST IC IA AMB IE NTAL N° 1 – MAYO 2009
132
Ante asuntos ambientales , no puede exigirse de forma directa la violación del derecho
al medio ambiente sano. En estas situaciones, deberá evidenciarse c ómo esta
afectación al ambiente desconoce también otro u otros derechos reconocidos en la
Convención o la Declaración Americana. Debido a que el derecho al ambie nte sano
consagrado en el artículo 11 del Protocolo de San Salvador no es de exigibilidad
dir ecta ante la Comisión y la Cor te, por ende, deben usarse mecanismos indirectos,
argumentando la violación de este derecho vinculada con la violación de otros
derechos humanos de protección directa. Así, la determinación del mecanismo
indirecto a utilizar es es encial para fundament ar coherentemente las violaciones.
2.- Características del Caso
El s egundo aspecto a tener en cuenta, son las caracter ísticas particulares del caso en
términos políticos y s ociales. Igualmente, la gravedad de la violación denunciada, la
condición de las víctimas y la posibilidad de mejoramiento efectivo que la
intervencn de la Comisión y la Corte ofrezcan, son aspectos que también deben
analizarse.
a) Condiciones Políticas:
Las circunstancias políticas que rodean un caso son de terminantes para el desarrollo
del mismo. Estas condicionan la reacc ión del Estado ante la presentación del asunto y
la apertura y disponibilidad de la Comisión para trabajarlo. En este orden de ideas, en
situaciones sensibles poticamente, es importante resaltar los elementos jurídicos
sobre los políticos, evidenciar sin duda alguna las violaciones de los derechos
humanos , y determinar medidas y solicitudes razonables que puedan ser
imp lementadas para remediar la situación.
Dentro del análisis estratégico a realizar es determinante estudiar la posición del
Estado y del Sistema respecto del tema objeto de la demanda, expresado en instancias
nacionales e internacionales. Estas posiciones s e evidencian, por una par te, en la
jurisprudencia desarrollada, y de otra, en las participaciones de sus representantes en
reuniones multilaterales, entre otras ins tancias. Lo anterior permitirá identificar de
antemano la mejor manera de presentar el tema y anticipar su posible respuesta por
parte del Es tado. Si los aspectos políticos no se tienen en cuenta, y las condiciones son
adversas, existe la probabilidad que el litigio pueda perjudicar la solución de la
problemática y perderse una valiosa oportunidad de diá logo y discusión de la
situación.
De otra parte, si de antemano se sabe que la reacción del Estado será negativa y
particularmente fuerte, podría incluso ser parte de los aspectos presentados a la
Comisión, en particular cuando existen claros indicios de presiones u hostigamientos
derivados o vinculados con el litigio. Esto ha ocurrido en múltiples ocasiones para
casos de derechos humanos civiles y políticos, situación que se presenta también, y
cada vez más, en casos de violaciones de derechos humanos y degradación ambiental.
Asimismo, la r eacción y posible apoyo por parte de otros grupos u organizaciones
nacionales e internacionale s interesadas en el asunto deben considerarse. En estas

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA