Estrato medio en Chile: unidad de diferencias - Núm. 307, Julio 2019 - Revista Libertad y Desarrollo - Libros y Revistas - VLEX 798374781

Estrato medio en Chile: unidad de diferencias

Autor:Aldo Mascareño
Cargo:Investigador Senior del Centro de Estudios Públicos (CEP)
Páginas:13-14
 
EXTRACTO GRATUITO
Julio 2019 / Nº 307 13
LA COLUMNA DE
1 La Clase Media – Baja corresponde a aquellos hogares que están entre 1,5 y 3 líneas de la pobreza; la Clase Media – Media a los
ubicados entre 3 y 4,5 líneas de la pobreza; y la Clase Media – Alta a los que están entre 4,5 y 6 líneas de la pobreza.
Aldo Mascareño
Investigador Senior del Centro de
Estudios Públicos (CEP)
s un lugar común
sostener que la
clase media chi-
lena es amplia y
heterogénea. Es también un he-
cho que en el discurso público
la mayoría de nosotros nos pre-
sentamos como pertenecientes
a esa clase. Aun cuando la vida
nos haya tratado bien y parezca-
mos para otros, e íntimamente
para nosotros mismos, cercanos
al 5% superior, recordamos las
dicultades de los orígenes, el
esfuerzo de las familias y el de
nosotros mismos. Esta actitud
es propia de una sociedad con
más consciencia de igualdad. No
necesariamente porque lo sea,
sino porque quiere presentarse
a sí misma de ese modo, y ese
es el primer paso para lograrlo.
EA partir de datos de la Encuesta
CEP (con la colaboración de Es-
teban Muñoz), se puede enten-
der a la clase media -o estrato
medio, como preero llamarle-
algunas veces sin diferencias en
sus opiniones respecto de los
otros estratos, y algunas veces
cercano a uno u otro de ellos.
Por ejemplo, la clase media
(en general considerada entre
$ 400 mil y $ 2 millones como
ingreso del hogar y con 12 o
más años de escolaridad, entre
otros rasgos), no tiene mayores
diferencias con los otros estra-
tos en cuanto a su percepción
sobre si Chile progresa (32%),
está estancado (60%) o en de-
cadencia (8%). Tampoco hay
mayores diferencias en cuanto
a si el gobierno actúa con r-
ESTRATO MEDIO
EN CHILE:
UNIDAD DE
DIFERENCIAS
meza (37%) o debilidad (55%);
o si el Presidente da conanza
(41%) o no (52%), si resulta cer-
cano (26%) o lejano (69%). En
todas estas cifras, el estrato
medio no se diferencia mayor-
mente de los otros estratos.
Relevante, me parece, es que
pocos opinan que Chile esté en
decadencia. Aun cuando la ma-
yoría indique que la situación
es de estancamiento, el bajo
porcentaje de pesimismo abre
la posibilidad de actuar cada
día con alguna perspectiva de
futuro. Igualmente, una mayor
desconanza en el Presidente
o su lejanía constituyen están-
dares conocidos en la política
nacional de los últimos tiem-
pos, especialmente durante el
segundo año de gobierno.
Donde se observan diferencias
es, por ejemplo, en los principa-
les problemas que debiera ata-
car el gobierno. Para el estrato
medio estos problemas son las
pensiones (44%), la delincuen-
cia (44%) y la educación (42%).
Las pensiones no son tan rele-
vantes para el estrato alto (31%)
y la educación no es altamente
signicativa para el bajo (29%).
En la delincuencia todos coinci-
den con porcentajes similares.
En términos políticos, el estrato
medio se identica con la dere-
cha o centro derecha en un 16%
(similar al estrato bajo con 14%
y lejos del alto con 45%); un 11%
se identica con una posición
de centro, más que el bajo (7%)
y el alto (2%); y un 18% lo hace
con una posición de izquierda

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA