Estructura típica común de los delitos de hurto y robo - Núm. 36, Agosto 2011 - Revista de Derecho - Libros y Revistas - VLEX 648751977

Estructura típica común de los delitos de hurto y robo

Autor:Guillermo Oliver Calderón
Cargo:Doctor en Derecho por la Universidad de Barcelona
Páginas:359-395
RESUMEN

Los delitos de hurto y robo poseen una estructura típica común. En relación con la conducta, ésta debe consistir en una apropiación, que debe ser ejecutada sin voluntad del dueño de la cosa apropiada y con ánimo de lucro. En relación con el objeto material de la acción, debe tratarse de una cosa corporal, mueble, ajena, susceptible de apropiación y de apreciación pecuniaria. En este trabajo se... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
359E         
A
e crimes of robbery and burglary
have a typical common structure. Re-
garding behavior, this must consist of
embezzlement without the consent of
the owner of the embezzled thing, and
with the purpose of animus lucrandi. Re-
garding the material object of the action,
this must be a physical thing, movable,
belonging to other people, sensitive to
embezzlement and of pecuniary appraisal.
is article examines certain features of
each of these requirements.
K
Robbery – Burglary – e - Animus
Lucrandi – Movable physical thing belon-
ging to other people.
* Este trabajo fue realizado en el marco del proyecto de investigación Fo n d e c y t
Nº 1070421: “Formulación de una teoría general de los delitos contra el patrimonio
con base en el derecho chileno: estudio dogmático y crítico”, en el que su autor se
desempeñó como investigador principal.
** Doctor en Derecho por la Universidad de Barcelona; profesor en la Facultad de
Derecho de la Ponticia Universidad Católica de Valparaíso. Dirección postal: Aveni-
da Brasil 2950, Valparaíso, Chile. Dirección electrónica: guillermo.oliver@ucv.cl
R
Los delitos de hurto y robo poseen
una estructura típica común. En relación
con la conducta, ésta debe consistir en una
apropiación, que debe ser ejecutada sin
voluntad del dueño de la cosa apropiada
y con ánimo de lucro. En relación con el
objeto material de la acción, debe tratarse
de una cosa corporal, mueble, ajena, sus-
ceptible de apropiación y de apreciación
pecuniaria. En este trabajo se examinan
ciertas particularidades de cada una de
estas exigencias.
P 
Hurto – Robo – Sustracción – Ánimo
de lucro – Cosa corporal mueble ajena.
Revista de Derecho
de la Ponticia Universidad Católica de Valparaíso
XXXVI (Valparaíso, Chile, 2011, 1er Semestre)
[pp. 359 - 395]
[R el 19 de diciembre de 2010 y  el 3 de mayo de 2011].
E      
  *
[“Typical Common Structure of Robbery and Burglary”]
G O C**
Ponticia Universidad Católica de Valparaíso
G O C360 R  D XXXVI (1er S  2011)
1. I
El artículo 432 CP. establece que quien sin la voluntad del dueño y con
ánimo de lucro, se apropia cosa mueble ajena usando de violencia o intimi-
dación en las personas o de fuerza en las cosas, comete robo; si faltan la vio-
lencia, la intimidación y la fuerza, el delito se calica de hurto. El análisis de
esta disposición permite concluir que los delitos de hurto y robo poseen una
estructura típica común, tanto en lo que dice relación con el comportamiento
prohibido, como en lo que respecta al objeto material sobre el que recae. El
objetivo de este trabajo es examinar cada uno de estos elementos.
II. C
Un breve examen de derecho comparado pone de relieve la existencia de
distintas opciones legislativas al momento de describir la conducta prohibida
en la regulación del hurto y del robo. A veces, se utiliza la expresión “apode-
rarse”. Así sucede, por ejemplo, en los Códigos Penales argentino (artículo
162), boliviano (artículo 326), peruano (artículo 185)1, colombiano (artículo
239), costarricense (artículo 208), nicaragüense (artículo 263), mexicano
(artículo 367) e italiano (artículo 624)2. En ocasiones, se usa la voz “tomar”.
Es el caso, verbigracia, de los Códigos Penales hondureño (artículo 223)3 y
español (artículo 234)4. Otras veces, se utiliza la expresión “sustraer”. Así
ocurre, por ejemplo, en los Códigos Penales brasileño (artículo 155), portu-
gués (artículo 203), francés (artículo 311-1) y suizo (artículo 139). También
se usa el término “quitar”, como se observa, verbigracia, en el Código Penal
alemán (parágrafo 242).
1. Sentido y alcance del términoapropiarse”.
El legislador chileno ha decidido aludir al comportamiento punible
con la voz apropiarse. Según nuestra opinión, esta manera de describir la
1 Efectivamente, el Código peruano describe la conducta como apoderarse, pero
también se reere al modo de ejecutarla, utilizando la frase “sustrayéndolo (un bien
mueble) del lugar donde se encuentra”.
2 Al igual que lo que sucede en el Código Penal peruano, la citada disposición del
Código italiano describe el comportamiento como “apoderarse”, pero cuando alude al
modo de ejecución de dicha conducta utiliza la voz sustraer.
3 Al aludir al hurto, el Código hondureño usa la voz “tomar”, pero al referirse al
robo utiliza la expresión “apoderarse” (artículo 217).
4 Si bien es cierto que en el artículo 234, el tratar sobre el hurto, el Código español
describe el comportamiento como tomar, al aludir a ciertas formas agravadas de dicho
delito utiliza la voz “sustraer” (artículo 235). Y al regular el delito de robo, usa la expre-
sión “apoderarse” (artículo 237).
361E         
conducta, al igual que la que usa la voz apoderarse, desde el punto de vista
de una mejor protección del bien jurídico, resulta preferible a aquellas que
utilizan las voces “sustraer” o “tomar”, ya que estas últimas expresiones
parecen algo restrictivas, al aludir a un concreto modo de ejecución. Al exi-
girse una apropiación o apoderamiento de la cosa, o sea, hacerla propia un
individuo o sujetarla a su poder –lo cual no parece que pueda determinarse
con prescindencia total de criterios normativos–, es indiferente el modo
en que esto tenga lugar. Por ejemplo, si al patio de la casa de una persona,
que se encuentra con el portón abierto, llegara imprevistamente un animal
perteneciente a un vecino, y el dueño de la casa cerrara el portón para que el
animal no pueda salir nunca más, podría armarse que ha habido apropiación
o apoderamiento, pero difícilmente podría sostenerse que el animal ha sido
sustraído o tomado. En otras palabras, en Chile, el hurto parece ser un delito
de medios indeterminados.
Sin embargo, a pesar de que el legislador no ha determinado el modo en
que debe tener lugar la apropiación, una interpretación sistemática de las
disposiciones relativas al hurto permite concluir que ella debe vericarse a
través de una sustracción de la cosa objeto material del delito. En efecto, el
artículo 448 CP. contempla el denominado “hurto de hallazgo”, que consiste,
en términos generales, en encontrarse especies muebles al parecer perdidas o
abandonadas y no entregarlas a su dueño o a la autoridad. En estos casos, la
cosa objeto del delito se encuentra fuera de la custodia de su titular. Por lo
tanto, resulta forzoso entender que para que tenga lugar la apropiación en un
hurto o en un robo, es necesario que la cosa aún se encuentre bajo la esfera
de custodia o resguardo de su titular, esfera desde la cual debe ser sustraída.
En otras palabras, de modo similar a lo que explícitamente se declara en los
Códigos Penales peruano e italiano, conforme al Código Penal chileno, en el
hurto y en el robo la cosa debe ser apropiada mediante su sustracción.
Desde luego, el hecho de que el legislador chileno exija una apropiación
no signica que quien comete hurto o robo se convierte en propietario de la
cosa hurtada o robada, ya que los delitos no constituyen modos de adquirir el
dominio. El dueño de la cosa hurtada o robada no pierde su calidad de tal; su
derecho de dominio se mantiene incólume. Lo que sucede es que, de hecho, el
delincuente se arroga las facultades del dueño, quien se ve privado de la cosa5.
En consecuencia, la conducta consiste en la realización de cualquier forma
de sustracción que implique apoderarse de la cosa. Lo más frecuente será la
5 G M, Mario, Derecho penal. Parte especial (4ª edición, Santiago,
Editorial Jurídica de Chile, 2008), IV, p. 159.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA