Impulso irresistible en el miedo insuperable - Núm. 28, Diciembre 2019 - Política Criminal - Libros y Revistas - VLEX 839502298

Impulso irresistible en el miedo insuperable

Autor:Rodrigo Guerra
Cargo:Profesor de Derecho Penal de la Universidad de los Andes, Chile
Páginas:54-94
RESUMEN

El artículo presenta un análisis en torno a la eximente de miedo insuperable en el Derecho penal chileno. A partir del concepto dogmático de impulso irresistible y el análisis de diferentes trastornos mentales en la jurisprudencia chilena, el artículo presenta una reconstrucción racional del miedo insuperable que rechaza su relación con males imaginarios. Por ello, el objetivo de este artículo es ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
GUERRA, Rodrigo, “Impulso irresistible en el miedo insuperable”
Polít. Crim. Vol. 14, Nº 28 (Diciembre 2019), Art. 2, pp. 54-94.
[http://politcrim.com/wp-content/uploads/2019/10/Vol14N28A2.pdf]
Impulso irresistible en el miedo insuperable
Irresistible impulse within unbeatable fear
Rodrigo Guerra Espinosa*
Profesor de Derecho Penal de la Universidad de los Andes, Chile
rguerra@uandes.cl
Resumen
El artículo presenta un análisis en torno a la eximente de miedo insuperable en el Derecho
penal chileno. A partir del concepto dogmático de impulso irresistible y el análisis de
diferentes trastornos mentales en la jurisprudencia chilena, el artículo presenta una
reconstrucción racional del miedo insuperable que rechaza su relación con males
imaginarios. Por ello, el objetivo de este artículo es demostrar que el miedo insuperable
conlleva el análisis de trastorno mental que no altera el juicio de la realidad. Luego, tratar
las consecuencias que siguen a esta interpretación en el estado de necesidad y, asimismo,
entregar una propuesta de diferenciación entre acto perceptivo e imaginario en casos de
miedo insuperable.
Palabras clave
Impulso irresistible, miedo insuperable, trastornos mentales
Abstract
The article provides a rational reconstruction of the unbeatable fear excuse under the
Chilean criminal law system. This objective is developed based on the verification of a
special treatment that Chilean jurisprudence gives to this criminal excuse, according to two
special normative elements: irresistible impulses and mental disorders. This rational
reconstruction only allows real evils in the unbeatable fear excuse. For this reason, the
central objective is to demonstrate how the unbeatable fear excuse only recognizes mental
disorder that does not affect the agent reality judgment. Also, this article analyzes the
effects of this doctrinal interpretation. Thus, according to the necessity defense and the
recognition of a certain type of mental disorders under the unbeatable fear excuse. Finally,
this article tries to make a dogmatic differentiation between perceptive and imaginary acts
under the unbeatable fear cases.
Key words
Irresistible impulse, unbeatable fear, mental disorders
* Agradezco los valiosos comentarios efectuados por el psiquiatra chileno Cesar Ojeda Figueroa.
GUERRA, Rodrigo, “Impulso irresistible en el miedo insuperable”
55
Introducción
Una las características más interesantes del miedo insuperable se encuentra en el concepto
de impulso irresistible y su forma de graduación. De acuerdo con esta, el miedo insuperable
requiere jurídicamente, para constituirse como una eximente, de una perturbación en el
agente y la presencia de un peligro o agresión ilegítima. Estas exigencias no difieren de las
que se observan en una parte de la doctrina española, y de los consensos alcanzados en el
Código Penal tipo para Latinoamérica.1 Con ello, el sistema del Código Penal chileno
reconocería la existencia de estos elementos en el miedo insuperable, los que serían un
distintivo respecto de lo que exige el estado de necesidad o la legítima defensa. Asimismo,
el Código Penal chileno asigna un espacio a la eximente del miedo insuperable en el art. 10
N° 9, y no la relaciona directamente con situaciones de exceso en la legítima defensa.2 El
miedo insuperable tendría un elemento característico que no presentaría esta última
eximente.
Sin embargo, la diferencia entre el estado de necesidad y la legítima defensa con el miedo
insuperable, se observa en el reconocimiento, en este último caso, de males o peligros
imaginarios. La razón de la diferencia se encuentra en solo reconocer peligros reales en el
miedo insuperable como lo exigía hace tiempo un sector de la doctrina española ante
la existencia de un grado de perturbación en la persona que si bien no conlleva un trastorno
del juicio de la realidad, respondería a situaciones en las que es posible demostrar la
presencia de males imaginarios. Esta interpretación alteraría la función de la eximente,
porque el agente, en el miedo insuperable, puede diferenciar entre acto perceptivo e
imaginario, es decir, el agente no estaría condicionado por una alteración del juicio de la
realidad; en una superposición patológica entre acto perceptivo e imaginario propia del
delirio. Así, nos parece que el concepto de “pérdida de contacto con la realidad…parece
suficientemente sencillo como para servir, al menos, de idea rectora en esta cuestión”.3
El objeto de este artículo es presentar una reinterpretación del miedo insuperable que dé
cuenta de su tratamiento en el sistema penal chileno y reconozca la situación en que se
encuentra. A ese respecto, contra una parte de la doctrina, sostendremos que es admisible
1 La comisión chilena que participó en el proyecto de elaboración del Código penal tipo para Latinoa mérica se
mostró conteste en diferenciar el miedo insuperable del estado de necesidad, porque en la primera eximente
concurre una perturbación aní mica que incide en el comportamiento del agente. La Comisión chilena sostuvo
en dicho Proyecto que el miedo insuperable se provoca por raz ones totalmente diferentes a las de un estado de
necesidad exculpante, véase INSTITUTO DE CIENCIAS PE NALES, Proye cto de Código Penal Tipo p ara
Iberoamérica. Antecedentes, plan de trabajo, documentos preparatorios, Santiago (Chile): Universitaria,
1963, pp. 1 y 8; MATUS ACUÑA, Jean Pierre, “La doctrina penal de la (fallida) recodificación chilena del
Siglo XX y principios del XXI”, Revista Política Criminal, vol. 5, Nº 9 (2010), pp. 143 206, p. 186. En esta
línea, respecto del desarrollo histórico de la trama del miedo insuperable y el estado de necesidad en Chile, en
atención a las primeras secciones de este artículo, véase GUERRA ESPINOSA, Rodrigo, Estado de necesidad
como conflicto de intereses: una interpretación: una propuesta de interpretación desde la inevitabilidad,
Santiago (Chile): Ara Editores, 2017, pp. 21 218.
2 En este contexto, el parágrafo 33 del StGB o Código penal alemán dispone: Exceso en la legítima defensa.
Si el autor excede los límites d e la legítima defensa por confusión temor o miedo, entonces no será ca stigado,
véase LPEZ DAZ, Claudia, Código Penal alemán: del 15 de mayo de 1871, con la ú ltima reforma del 31
de enero de 1998, Bogotá: Universidad Externado de Colombia, 1999, § 33.
3 MARTÍNEZ GARAY, Lucía, La imputa bilidad penal: concepto, fundamento, naturaleza jurídica y
elementos, Valencia: Tirant lo Blanch, 2005, p. 357.
Polít. Crim. Vol. 14, Nº 28 (Diciembre 2019), Art. 2, pp. 54-94.
[http://politcrim.com/wp-content/uploads/2019/10/Vol14N28A2.pdf]
56
que, desde el punto de vista dogmático, el miedo insuperable responde a lo que Labatut
designó: impulso irresistible. Es decir, argumentaremos que el miedo insuperable presenta
un grado de perturbación mayor a la atenuante de arrebato u obcecación y menor a la
inimputabilidad. Consideración vinculada a la admisibilidad de una corriente
fenomenológica4 que nos permita explicar por qué es posible erradicar la exigencia de
subsidiariedad y proporcionalidad en el miedo insuperable, y cómo reconducir esta
eximente solo a perturbaciones en las que el agente puede distinguir entre acto perceptivo e
imaginario.5 Última diferenciación que sería expresión de los trastornos mentales que
subyacen al miedo insuperable. Sin embargo, ello implica sostener, también contra un
sector importante de la doctrina, que en casos de peligro imaginario o agresión imaginaria
no es el miedo insuperable lo que se debe aplicar, sino más bien el error de prohibición en
torno a una teoría de la culpabilidad que remite a las consecuencias.6 Sin embargo, en caso
4 En este sentido, cuando aludimos a la fenomenología hacemos referencia a los lineamientos de obra de
Husserl, con el objeto de establecer una graduación de la intensidad de los trastornos en el Derecho p enal y
establecer un puente con la Psiquiatría. La fenomenología de Husserl entrega un tratamiento a la intención en
contraposición al psicologismo de Brentano e incluso el empirismo que nos parece interesante explorar. De
ahí que lo interno o externo, en consonancia a la posición de Husserl, sea más bien una unid ad que se observa
aparentemente en el modelo finalista de Hans Welzel. Pues bien, “la d iferencia entre antijuridicidad y
culpabilidad no radica en la contraposición de ‘externo e interno’, sino en la diferencia entre la acción como
una unidad de ‘externo e interno’ y el ‘poder en lugar de ello’ del autor para su acción”, WELZEL, Hans,
Derecho penal alemán, Trad.: BUST OS RAMÍREZ, Juan; YÁÑEZ PÉREZ, Sergio, 11ª ed., Santiago:
Editorial Jurídica de Chile, 19 70, p. 64. También respecto a cómo la teoría fe nomenología de Husserl entregó
solidez a la teoría de la acción finalista, véase LARENZ, Karl, Metodología de la Ciencia del Derecho,
RODRÍGUEZ MOLINERO, Marcelino, 2ª ed., Barcelona: Editorial Ariel, 1980, pp . 133 y ss. Por último, es
importante indicar que Welzel prefiere utilizar la palabra finalidad y no intención en la línea de la
fenomenología de Husserl, en atención al riesgo de inducir a confusión a los lectores de su obra, véase
WELZEL, Hans, El nuevo sistema de Derecho penal. Una introducción a la doctrina de la acción finalista,
Trad.: CEREZO MIR, José, Buenos Aires: Editorial B de F, 2004, p. 29.
5 Se puede observar como el finalismo de Welzel pudo enlazar con la corriente fenomenológica de Husserl en
GARCÍA PABLOS DE MOLINA, Antonio, Introducción al Derecho Penal: Instituciones, fundamentos y
tendencias del Derecho Penal, Madrid: Editorial Universitaria Ramón Areces, 2012, p. 672. Asimismo, la
fenomenología de H usserl tiene i ncidencia en los planteamientos psiquiátrico-chilenos e n OJEDA, César, La
tercera etapa: En sayos críticos sobre psiquiatría contemporánea, Santiago (Chile), Cuatro Vientos, 2003, p.
80. También se reconoce con matices los aportes de Husser l a la psicopatología en CAPPONI M., Ricardo,
Psicopatología y semiología psiquiátrica, 12ª ed., Santiago (Chile): Universitaria, 2011, pp. 30 - 31.
6 En este sentido, debemos indicar que d esde la teoría del dolo “un error de tipo cuanta como un error que
excluye la representación de la circunstancias fácticas de las cuales depende la realización del tipo delictivo a
través del comportamiento de cuya imputación se trata, esto es, como un error de hecho; y un error de
prohibición cuenta como un error que excluye la representación del carácter ilícito (o contrario a derecho) de
aquel comportamiento que en las circunstancias fácticas dadas conlleva la realización del tipo, esto es, un
error de derecho”. De ahí que una “suposición errónea de circunstancias fácticas bajo las cuales el
comportamiento objetivamente satisfaría el supuesto de hecho de una causal de justificación (por ejemplo, a
modo de legíti ma defensa)… contará como un error d e tipo permisivo, cuyas consecue ncias tendrían q ue ser
idénticas a un error de tipo; en cambio, si el error consiste en la suposición er rónea del carácter supuestamente
permitido del comportamiento… el error contará como un error de prohibición indirecto”, MAÑALICH, Juan
Pablo, “Informe en Derecho: Erro r de tipo y erro r de prohibición en los delitos contra la autodeterminación
sexual”, Departamento de Estudios de la Defensoría Penal Pública, nº 2, (2011), pp. 48, pp. 1-2. Sin
embargo, una teoría de la culpabilidad que remite a las consecuencias jurídicas “podría co nsiderar que un
error en las circunstancias fácticas de las cuales depende la satisfacción del supuesto de hecho de una causal
de justificación sería un error de prohibición, pero que ha de ser sostenido al régime n de punibilidad y
penalidad propio del correspondiente delito imprudente”, MAÑALICH, “Infor me en Derecho”, cit. nota nº 6,
p. 9, nota 14. Asimismo, nuestro modelo de culpabilidad se desarrolla en consonancia con el modelo de

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA