Introducción - La Evolución de la Ciencia Jurídica en Norberto Bobbio - Libros y Revistas - VLEX 227067197

Introducción

Autor:Max Silva Abbott
Páginas:13-19
RESUMEN

Este libro es parte de mi tesis doctoral titulada El positivismo jurídico de Norberto Bobbio, defendida en la Universidad de Navarra en diciembre de 2005. Corresponde básicamente a sus dos primeros capítulos, relativos a la Ciencia jurídica bobbiana, (...)

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 13

Este libro es parte de mi tesis doctoral titulada El positivismo jurídico de Norberto Bobbio, defendida en la Universidad de Navarra en diciembre de 2005. Corresponde básicamente a sus dos primeros capítulos, relativos a la Ciencia jurídica bobbiana, que en virtud de poder ser tratada como tema independiente, ha dado lugar a este volumen. Así, han quedado fuera de este libro la Teoría general del Derecho, las relaciones entre Derecho y poder y la teoría de los valores del pensador italiano. Con todo, no se ha tratado sólo de una simple trascripción de la parte del trabajo señalado, puesto que para lograr presentarlo como texto autosuficiente, ha sido necesario agregarle diversos pasajes de los capítulos posteriores, así como varias notas bibliográficas explicativas de materias que aquí sólo se tratan tangencialmente.

Norberto Bobbio (1909-2004) es un autor que ya en vida alcanzó enorme notoriedad, sobre todo en Italia, España e Iberoamérica. Y todo indica que después de muerto se hará aun más conocido, en particular por sus escritos políticos, vinculados, entre otros temas, a la democracia, los derechos humanos y la paz. Sin embargo, la mayoría de su obra no es política, sino jurídica, y aun cuando sea menos conocido por ella, resulta indudable que Bobbio es uno de los principales representantes del positivismo jurídico del siglo XX.

Tal vez el mayor problema de este autor sea su casi inconmensurable producción, al punto que parece imposible que haya podido escribir tanto. Sus escritos comprenden desde libros hasta columnas de prensa, pasando por entrevistas, introducciones a otros libros, recensiones y artículos publicados en diversas revis-Page 14tas especializadas de varios países y en múltiples idiomas. Además, es común que muchas obras, en particular artículos, hayan sido publicadas más de una vez, generalmente en posteriores libros del mismo autor, lo que hace extraordinariamente difícil no perderse en este auténtico laberinto.

Involuntariamente, lo anterior ha traído lo que considero un grave problema al momento de abordar el pensamiento bobbiano. Este consiste en que, dada la vastedad señalada, resulte muy fácil arribar a conclusiones parciales a su respecto, porque en un período tan largo y prolífico, prácticamente todas las materias tratadas por él han sufrido una evolución nada despreciable. De este modo, es posible hablar de varios ‘Bobbios’, dependiendo de qué sector de su obra se investigue, y en cuál período. Incluso, luego de haber indagado durante varios años la gran mayoría de su producción jurídica y política, he llegado al profundo convencimiento de que por las razones aludidas, el mismo Bobbio pareciera perderse a veces en su inconmensurable producción, o si se prefiere, que parece imposible mantener una total coherencia a lo largo de tantas materias y de tantos años, lo cual no significa, empero, que no existan pilares fundamentales de la misma que han permanecido invariables a lo largo de toda su vida.

Metafóricamente podría decirse que la obra bobbiana es comparable con aquellos mosaicos formados por cientos o miles de fotografías, que sólo son comprensibles desde lejos, ya que una mirada muy cercana hace perder la visión de conjunto. Por tanto, para tener una comprensión global de este autor resulta imprescindible analizar muchísimo material, a fin de saber qué es lo que permanece y qué no, y descubrir, más allá de las inevitables contradicciones, la verdadera esencia de su pensamiento. Es eso lo que se ha intentado hacer aquí respecto de su teoría de la Ciencia jurídica, y de manera más general, de su concepción del Derecho en la tesis doctoral referida, que por dicho motivo alcanzó una extensión de mil páginas.

Con todo, y salvo en algunos aspectos muy puntuales, se ha excluido de este estudio la primera etapa de su obra (1934-1948), influida en particular por la Fenomenología. La razón estriba en que el propio Bobbio ha declarado reiteradamente este período no sólo muerto, intelectualmente hablando, sino comoPage 15 un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA