Introducción - Núm. 270, Junio 2018 - Serie Informe Económico - Libros y Revistas - VLEX 727046333

Introducción

Autor:Rodrigo Cerda N.
Cargo:Doctor y Master en Economía de la Universidad de Chicago, Magíster en Macroeconomía Aplicada e Ingeniero Comercial con mención en Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Páginas:6-7
 
EXTRACTO GRATUITO
Serie Informe Económica 270
n relación a la política tributaria hay opiniones para
todos los gustos y a veces se piensa que se puede
ocupar para distintos nes. Uno de ellos, tal vez el
más obvio, es poder nanciar el presupuesto pú-
blico por medio de levantar recursos que fluyen del sector
privado al sector público. Sin embargo, puede haber otros
objetivos para la política tributaria como desincentivar el
consumo de bienes o servicios con externalidades negati-
vas en su producción o consumo (ejemplos son el consu-
mo de combustibles fósiles que generan daños al medio
ambiente o el consumo de tabaco que produce daños a la
salud) u otros, como combatir la desigualdad.
¿Qué rol debe cumplir la política tributaria? ¿Qué impuestos
deben usarse con mayor intensidad que otros? ¿Qué efectos
deben esperarse de ocupar los distintos tipos de impues-
tos? Estas son las preguntas que se tratarán de responder
en este trabajo. La metodología utilizada para este objetivo
es revisar distintas investigaciones realizadas en la literatu-
ra económica, discutir los principales resultados que emer-
gen de estos modelos teóricos y contrastarlos con lo que
observamos en la práctica en los sistemas tributarios.
En la literatura económica usualmente el marco orientador
es lo que se conoce como el problema de determinación de
la política óptima de impuestos. En este ejercicio, se elige
cómo nanciar el gasto público por medio del uso de los
distintos tipos de impuestos. Para determinar la política
de impuestos, la teoría económica busca maximizar una
función de bienestar social sujeta a una restricción presu-
puestaria del gobierno, y se considera además el hecho
que tanto las personas como las empresas reaccionan a
la política de impuestos. Este último punto no es trivial, y
conceptualmente busca reconocer que si los impuestos
pueden modicar los precios relativos de la economía en
forma relevante, pueden cambiar las decisiones que tomen
las personas y las empresas.
E
INTRODUCCIÓN
6
En este escenario existe cierta tensión entre los objetivos
de redistribución y de eciencia económica. Esto se debe a
que generalmente la función de bienestar social (es decir,
la función que el planicador social busca maximizar) co-
rresponde a la suma -ponderada- de las funciones de utili-
dad de las distintas personas que componen la economía.
Y esta función tiende a alcanzar niveles de mayor bienestar
cuando las personas aumentan sus niveles de consumo,
pero también cuando los recursos están distribuidos de
forma más igualitaria (debido a que las funciones de utili-
dad que corresponden a cada persona son cóncavas). Esta
última característica lleva a pensar en políticas redistribu-
tivas1. Sin embargo, la tensión aparece porque llevar ade-
lante estas políticas requiere reasignar recursos por medio
del uso de impuestos generalmente distorsionadores, que
lamentablemente producen menos incentivos a trabajar,
acumular capital, y generar ingresos; lo que a su vez dismi-
nuye niveles de consumo en el mediano plazo. De ahí que
exista un claro trade-off entre el objetivo de redistribuir y
lograr eciencia económica.
¿Qué tipos de impuestos se consideran en este documen-
to? Seguimos la discusión de la literatura económica que
se centra en analizar los impuestos óptimos para consu-
mo, inversión, trabajo y capital. Estos impuestos se sus-
tentan en que, en estos modelos teóricos, las funciones de
producción tienen como insumos principales el trabajo y el
capital, que a su vez son la base para proveer un bien que
se puede consumir o invertir. Sin embargo, el tipo de im-
puestos que los países utilizan en la práctica puede tener
un diseño muy distinto. Un ejemplo es el caso del impues-
to al consumo. Usualmente los modelos teóricos clásicos
suponen que existe un único bien de consumo por período
de tiempo, y se analiza cuál debe ser la tasa de impuesto
óptima para este tipo de bien. Sin embargo, en la realidad
existen muchos bienes y servicios distintos, algunos ocu-
pados para el consumo de personas y que corresponden
Hay otras razones por las que los impuestos pueden usarse activamente
como una forma de disminuir la desigualdad. Una de ellas es, por ejemplo,
buscar combatir la volatilidad macroeconómica por medio del uso activo
de la política tributaria y la política scal. Conceptualmente el argumento es
que la volatilidad económica podría generar un aumento de la desigualdad
debido a que produciría mayores fluctuaciones en los ingresos de los
1hogares de menores recursos, principalmente porque las tasas de desempleo
son mayores en los estratos más pobres. Evidencia en este sentido encuentran
Calderón y Levy-Yeyati (2009). En un estudio con 75 países, ellos encuentran que
el coeciente de Gini está positiva y signicativamente asociado con la volatilidad
macroeconómica. En este caso, el uso de impuestos podría combatir la
desigualdad si pueden ocuparse para disminuir la volatilidad macroeconómica.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA