La investigación minera y la facultad de catar y cavar - Curso de Derecho de Minería - Libros y Revistas - VLEX 327165103

La investigación minera y la facultad de catar y cavar

Autor:Samuel Lira Ovalle
Cargo del Autor:Profesor de Derecho de Minería, Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile
Páginas:59-66
RESUMEN

65. Generalidades - 66. Quién puede ejercitar la facultad y en qué terrenos - 67. Situación en que se encuentran los predios superficiales en relación con el ejercicio de la facultad de catar y cavar - 68. Cateo libre - 69. Cateo reglamentado - 70. Cateo prohibido - 71. Sanciones en caso de contravención al artículo 17 - 72. Validez de la constitución de concesión sin los correspondientes... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
59
65. Generalidades. Desde muy antiguo ha existido la preocupación
por el fomento de la investigación minera y ella se ha expresado en
el importante estímulo para impulsar los descubrimientos mineros
que significa asegurarle a su descubridor el yacimiento que ha puesto
de manifiesto.
Pero la anterior medida no habría sido suficiente para fomentar
la búsqueda de nuevas minas si el minero no hubiere contado con
las facilidades legales necesarias para desarrollar esa actividad.
Nuestra legislación ha sido en esta materia muy generosa, puesto
que, salvo muy contadas excepciones, ha dejado casi todo el territorio
nacional abierto a la investigación minera mediante el ejercicio de
la denominada facultad de catar y cavar.
Es esta una mera facultad y, por consiguiente, no otorga derechos
exclusivos a ninguna persona respecto de un determinado terreno,
el cual puede ser objeto de investigación simultánea por diferentes
interesados, ni tampoco sobre los yacimientos descubiertos y, desde
luego, no autoriza para explotar esos yacimientos ni hacerse dueño
de las sustancias minerales que se encuentren con motivo del ejer-
cicio de esta actividad.
De acuerdo con el Diccionario, se entiende por catar el hecho
de ver y examinar una cosa y cavar el hecho de mover o abrir la
tierra. Para ejecutar ambas acciones en la búsqueda de minas, la ley
ha establecido la existencia de esa facultad que compete a cualquier
persona y que se asemeja a aquellas que otorgan los artículos 609 y
627 del Código Civil, que autorizan en determinadas circunstancias la
caza y también la extracción de dineros y alhajas que se encontraren
ocultos en edificios o heredades.
C A P Í T U L O Q U I N T O
LA INVESTIGACIÓN MINERA
Y LA FACULTAD DE CATAR Y CAVAR

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA