De la Legitimidad De La Justicia Constitucional - Primera parte. La Teoría - Justicia constitucional. Teoría y práctica en el Derecho chileno comparado. - Libros y Revistas - VLEX 319196519

De la Legitimidad De La Justicia Constitucional

Autor:Patricio Zapata Larraín
Cargo del Autor:Abogado, magíster en Ciencia Política y doctor en Derecho, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de Chile
Páginas:15-134
RESUMEN

1.1. Un argumento contra la justicia constitucional en Chile - 1.2. La legitimidad de la justicia constitucional - 1.2.1. Argumentos que no son míos - 1.2.2. Mi argumento - 1.2.2.1. Derecho y no solo política - 1.2.2.2. Derecho justiciable - 1.2.2.3. Justicia constitucional y derechos fundamentales - 1.2.2.4. El pueblo y la justicia constitucional - Los orígenes de la justicia constitucional en... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
15
“La Compañía del Capitán C ocq”, de Rembrandt Van Rijn (1606-1669).
C ap ít ul o 1
DE LA LEGITIMIDAD DE
LA JUSTICIA CONSTITUCIONAL
17
En 1642 un grupo de 16 burgueses holandeses, que formaban parte
de la guardia cívica en Amsterdam, contrató a Rembrandt, ya en-
tonces un pintor famoso, para que los retratara. La idea era instalar
el cuadro en el salón del cuartel central de la milicia. El resultado,
reproducido al comienzo del capítulo, es el célebre óleo “La Compa-
ñía del Capitán Cocq”.5 Los personajes de la pintura, representados
en el momento de iniciar una ronda de vigilancia, revelan en sus
rostros y actitudes el orgullo de pertenecer a una milicia ciudadana
cuyo objeto era garantizar la seguridad y la libertad de sus vecinos.
Los burgueses del siglo XVII apreciaban las ventajas de vivir en
sociedad. También comprendían, por supuesto, que existen ciertos
peligros que derivan, precisamente, de la circunstancia de ser parte
de una comunidad. Los individuos quedan expuestos, en primer
lugar, a la agresión directa de quienes vulneran las reglas sociales.
Este es un riesgo que las personas no pueden sino aceptar, aunque
es totalmente lógico que hagan todo lo posible por minimizar dicho
peligro, exigiendo de la propia sociedad algún tipo de protección
o, si es necesario, defendiéndose directamente.
Integrar una comunidad supone, en segundo término, aceptar
que las determinaciones colectivas no van a responder necesariamen-
te a las propias preferencias. Si las personas quieren evitar lo que,
para ellas, son resultados perjudiciales, no tienen otra alternativa
que desplegar su energía política sobre el sistema. Cuando existan
5
Durante mucho tiempo este cuadro sería conocido, más bien, como “La
Ronda Nocturna”, debido a que la acumulación de polvo y suciedad sobre el lienzo
sugería, equivocadamente, una escena de noche. Una restauración efectuada en
1946 permitió finalmente corregir este error de percepción.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA