Prólogo a la segunda edición - La prescripción penal - Libros y Revistas - VLEX 68942133

Prólogo a la segunda edición

Autor:Gonzalo Yuseff Sotomayor
Cargo del Autor:Abogado
Páginas:13-14
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 13

Esta obra puede atribuirse, en su texto original, a un temprano interés por el Derecho penal. El tema fue elegido por cuanto, a la sazón, las causales de extinción de la responsabilidad penal no habían sido objeto de la misma atención en el ámbito de la investigación que aquellas que no la originan o modifican.

La investigación original produjo el texto por primera vez en 1968 y no fue publicado. Tuvo el autor para ello dos consideraciones. La primera fue que los trastornos económicos que comenzaba a vivir el país también afectaban la actividad editorial. La segunda, y quizás la más importante, fue que no obstante los elogios de algún especialista, consideramos que sólo el transcurso del tiempo –tema que constituye el argumento central de la obra– podría decir si su publicación sería alguna contribución a la escasa pero no menos valiosa bibliografía nacional en el ámbito del Derecho penal. También influyó en esta inusitada tardanza en su publicación el hecho de que, como suele ocurrir con los primeros amores, el entusiasmo del autor por el Derecho penal fue reemplazado por otros.

Quiero expresar que buena parte de ese temprano entusiasmo por el Derecho penal estaba asociada a la concepción liberal del mismo, que lo consagraba como pilar fundamental de los derechos y garantías individuales. Los acontecimientos políticos que el país comenzó a vivir a partir de 1970, que derivaron en el término del estado de Derecho, bien pronto disminuyeron ese interés. Ello, tanto por la acción de algunos connotados juristas, cuyas acciones y posiciones políticas no facilitaron las escasas posibilidades de haber conservado el esta-Page 14do de Derecho como por los acontecimientos posteriores a dicho año, que demostraron que mi entonces ingenua confianza en la aptitud del Derecho penal para conservar la vigencia de los derechos y garantías individuales no tenía fundamento.

Ahora estoy convencido de que sólo el predominio de las ideas políticas liberales y la tradición judeo-cristiana de la responsabilidad personal pueden asegurar la vigencia de los derechos de las personas, de las garantías individuales y del estado de Derecho. Para tal fin, la actividad política es irreemplazable.

Una vez que la tarea precedente es asumida por personas competentes y responsables, existe el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA