Modernización del Estado. El eslabón perdido - Núm. 292, Marzo 2018 - Revista Libertad y Desarrollo - Libros y Revistas - VLEX 707350337

Modernización del Estado. El eslabón perdido

Autor:Jorge Ramírez
Cargo:Coordinador del Programa Sociedad y Política de LyD
Páginas:9-9
 
EXTRACTO GRATUITO
Marzo 2018 /Nº 292 9
Jorge Ramírez
Coordinador del Programa
Sociedad y Política de LyD*
TEMA PRINCIPAL
e podrán hacer miles de refor-
mas en materia de políticas
públicas, pero ninguna será
ecaz si sus brazos ejecutores
no cuentan con la fuerza para implemen-
tarlas y ejecutarlas de la manera idónea.
Hablamos del Estado, ese enorme
Leviatán
que se muestra impenetrable, que a ratos
parece moverse por una inercia interna don-
de los plazos adquieren una dimensión de
atemporalidad, de la cual muchas veces son
víctimas todos los ciudadanos que paradóji-
camente le han conferido la legitimidad de
su poder. Por eso es que la frase que devino
en cliché y que versa sobre la necesidad de
la reforma del Estado bajo el esquema de
“un Estado al servicio de las personas y a
la altura de nuestros tiempos”, cobra tanto
sentido.
En nuestro Estado en múltiples ocasiones
las complejas y pesadas estructuras buro-
cráticas no permiten que se alineen las fun-
ciones, metas e incentivos, se trabaja en la
mayoría de sus reparticiones bajo una co-
dicación análoga y no digital, se duplican
funciones y las lógicas operativas terminan
por distanciarlo más que acercarlo a sus
usuarios. Todo lo anterior repercute direc-
tamente en la conanza hacia las reparti-
ciones que dependen de su estructura y en
la eciencia de la provisión de servicios que
percibe la ciudadanía. Sin ir más lejos, en la
última Encuesta Bincentenario UC Adimark
de 2017 un 60% de los encuestados mencio-
na que “el Estado administra mal los servi-
cios públicos”, juicio crítico absolutamente
transversal por tramos de ingreso socioeco-
nómico, edad y género.
Se habla mucho de las fallas del mercado,
pero poco y nada se habla de las fallas del
Estado, en circunstancias que los casos de
abuso de poder, negligencia, faltas graves
por omisión e inacción, corrupción y/o cap-
tura del regulador están siempre latentes.
Vale la pena mencionar un par a efectos de
refrescar la memoria: Sename, Registro Ci-
vil, Gendarmería, etc.
Pero no todo en Chile ha sido sombrío en lo
que a modernización del Estado respecta.
A la luz de acuerdos políticos transversa-
les hemos sido capaces de dotarnos de un
sistema de Alta Dirección Pública, de una
plataforma universal de Compras Públicas,
de una Ley de Transparencia en el acceso a
la información pública y de una reciente y
abultada Agenda de Probidad. Pero como
notará el lector, el énfasis ha estado siem-
pre en reducir la opacidad o bien en acre-
centar la dimensión de integridad en la con-
tratación y gestión en el Estado, omitiendo
la dimensión de eciencia del Estado como
objetivo de reforma.
Con la llegada del segundo gobierno de
Sebastián Piñera se abre una ventana de
oportunidades políticas para hacerse cargo
de esta agenda. Es uno de los ejes centrales
dentro de su programa de gobierno para
los Tiempos Mejores y durante su anterior
administración se avanzó en áreas intere-
santes como el Programa Chile Atiende,
que siguiendo el modelo de atención en
ventanilla única permitió que los ciudada-
nos pudieran encontrar información expedi-
ta de más de 1.800 programas, trámites y
benecios ofrecidos por instituciones públi-
cas, en un lenguaje claro y bajo una lógica
comprensible.
El Presidente Mauricio Macri en Argentina
ha ido más allá anunciando un plan de sim-
plicación del Estado que pretende hacer
más sencillos y rápidos los trámites que se
realizan en organismos públicos mediante
la utilización de internet, donde se estima
un ahorro por concepto de papeleos y bu-
rocracia de US$ 5.000 millones en dos años
y una reducción del 50% en el tiempo de
espera que conllevan los trámites.
El diagnóstico es claro, la necesidad está
y el ejemplo también. No se trata simple-
mente de reducir tiempos de espera, ni
papeleos ni burocracia, se trata de reem-
plazar el paradigma de ese
Leviatán
intimi-
dante y distante por el de un Estado con
rostro amable, cercano y diligente con sus
ciudadanos.
S
MODERNIZACIÓN
DEL ESTADO
EL ESLABÓN PERDIDO
*Al cierre de esta edición, Jorge Ramírez se aprontaba
para asumir funciones en el Segundo Piso de la
Moneda.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA