La necesaria flexibilidad fiscal en época de incertidumbre - Núm. 1449, Mayo 2020 - Temas Públicos - Libros y Revistas - VLEX 844844249

La necesaria flexibilidad fiscal en época de incertidumbre

Páginas:1-7
RESUMEN

Para este año el Gobierno ya ha comprometido un mayor gasto fiscal por US$ 17.105 millones para financiar distintos programas de apoyo a hogares, trabajadores y empresas. Estos programas se deben ir reevaluando a lo largo de su ejecución de forma tal de adecuarse al ciclo propio de la pandemia. En caso de ser necesario aumentar los recursos destinados a estos programas, aún hay espacio para que... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
TEMAS PÚBLICOS
www.lyd.org
1449 - 1
29 de mayo de 2020
ISSN 0717-1528
1
LA NECESARIA FLEXIBILIDAD FISCAL EN ÉPOCA DE
INCERTIDUMBRE
Entre el 19 de marzo y el 8 de abril, el Gobierno anunció dos paquetes fiscales para
hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social q ue comenzaba a desplegarse
en nuestro país. Con la información y proyecciones entonces disponibles, se
diseñaron diversas políticas públicas para evitar la quiebra masiva de empresas,
reducir la pérdida de empl eos y entregar recursos a los hogares más vulnerables
como apoyo durante los meses más críticos. Sin embargo, hoy esos anuncios no se
han complementado con futuras medidas para una próxima fase de reactivación, en
la cual necesariamente la política fiscal también juega un rol y que probablemente
se extenderá hasta el próximo año.
En ese contexto, en días pasados se han conocido diversas propuestas que plantean
la necesidad de aumentar el gasto fiscal ya comprometido para enfrentar las
consecuencias de la pandemia. A los US$ 17.105 millones ya anunciados por el
Gobierno para este año, se ha planteado adicionar otros US$ 12.000 o US$ 15.000
millones para los próximos 18 meses, provenientes de ahorros y/o de un incremento
todavía mayor del endeudamiento. Si bien es un tema abi erto, resulta discutible la
Para este año el Gobierno ya ha comprometido un mayor gasto fiscal por US$ 17.105
millones para financiar distintos programas de apoyo a hogares, trabajadores y empresas.
Estos programas se deben i r reevaluando a lo largo de su ejecución de forma tal de
adecuarse al ciclo propio de la pandemia. En caso de ser necesario aumentar los recursos
destinados a estos programas, aún hay espacio para que ello sea financiado por medio
de mayores reasignaciones.
La necesidad de mayor gasto fiscal para 2021 debe ser discutida durante la tramitación
de la Ley de Presupuestos durante el cuarto trimestre del año, cuando ya se tenga mayor
claridad respecto de la profundidad de la crisis económica y de las medidas de
reactivación que se requieran adoptar. Adelantar la discusión sólo rigidiza el campo de
acción de la autoridad fiscal.
Pero todo esfuerzo fiscal será insuficiente si no iniciamos, una vez pasado el p eak de
contagios, la apertura de la economía sobre la base de estrictos protocolos de la autoridad
sanitaria y de la experiencia de países que van más adelante en el desarrollo de la
pandemia.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA