Primer Prólogo - La policía frente al código procesal penal - Libros y Revistas - VLEX 369310838

Primer Prólogo

Autor:Enrique Tapia Witting
Cargo del Autor:Profesor de Derecho Procesal, Ex Presidente de la Corte Suprema de Justicia
Páginas:7-12
 
EXTRACTO GRATUITO
7
PRIMER PRÓLOGO
A la solicitud del profesor don Miguel Otero Lathrop para prologar
el presente libro, no he podido sino responder afirmativamente. El
aval que significa principalmente la persona del autor y el tema que
aborda ya son una garantía de que estamos frente a una obra seria,
instructiva y de indudable interés. Aun cuando este prologuista no
es especialista en temas penales, las normas procesales esenciales son
iguales en todas las especialidades del derecho, razón primera para
aceptar el encargo, y, porque, además, para mí, iba a constituir una
profundización de esa rama del Derecho y sabía que su sola lectura
importaría un magnífico solaz. Vamos entonces a la obra.
La Ley Penal, como se ha dicho por los especialistas, es aquella
que regula el ejercicio del poder sancionador y preventivo del Estado,
en que se establece el delito como presupuesto de su acción, así
como la responsabilidad del delincuente, asociando a su infracción
una pena o una medida de seguridad.
Tales normas fundamentales, en un Estado de Derecho, no cobran
vida, vale decir, no pueden ser aplicadas, sino a través de un proceso.
La sola voluntad o acuerdo de los individuos no es suficiente. En
efecto, la función jurisdiccional del Estado en asuntos penales es
necesaria, y su instrumento, el proceso, es esencial. Sin embargo, para
que éste cumpla su cometido debe sujetarse con máxima rigurosidad
a la Constitución y a las leyes. Desde ya es útil destacar que el profesor
Otero, resalta este mandato desde el inicio de su trabajo.
Pero, ¿será suficiente la acción que le da el impulso inicial a
este proceso penal, para que así el Estado, por medio de su órgano
competente, dé vida al derecho penal y culmine aplicando una pena
u otra medida coactiva? La respuesta es tajante, no. Es imprescindible
la fase que el autor llama “administrativa”; en otras palabras, que

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA