Prostitución ¿Es necesario castigar? Una propuesta feminista para Chile - Núm. 28, Diciembre 2019 - Política Criminal - Libros y Revistas - VLEX 839502299

Prostitución ¿Es necesario castigar? Una propuesta feminista para Chile

Autor:Natalia Cabrera
Cargo:Egresada de Derecho. Ayudante de cátedra del Departamento de Derecho Penal y Procesal Penal, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Páginas:95-151
RESUMEN

La presente investigación analiza el rol del Estado frente a la prostitución, considerando las dos posturas principales, el abolicionismo y la legalización, ambas feministas. El objetivo es develar cuál de ellas es más beneficiosa para los derechos de las prostitutas. Revisaremos la historia de la prostitución y el origen de su estigma, además de presentar los diferentes modelos de tratamiento.... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
CABRERA, Natalia, “Prostitución ¿Es necesario castigar? Una propuesta feminista para
Chile”
Polít. Crim. Vol. 14, Nº 28 (Diciembre 2019), Art. 3, pp. 95-151.
[http://politcrim.com/wp-content/uploads/2019/10/Vol14N28A3.pdf]
Prostitución ¿Es necesario castigar? Una propuesta feminista para Chile*
Is it necesary to punish prostitution? A feminist proposal for Chile
Natalia Cabrera Morales
Egresada de Derecho. Ayudante de cátedra del Departamento de Derecho Penal y
Procesal Penal, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
natalia.c.cabrera.morales@gmail.com
Resumen: La presente investigación analiza el rol del Estado frente a la prostitución,
considerando las dos posturas principales, el abolicionismo y la legalización, ambas
feministas. El objetivo es develar cuál de ellas es más beneficiosa para los derechos de
las prostitutas. Revisaremos la historia de la prostitución y el origen de su estigma,
además de presentar los diferentes modelos de tratamiento. Luego de analizar los
principales postulados del feminismo liberal y radical, enfrentaremos los argumentos
del abolicionismo a los de la legalización. Luego, propondremos una postura moral y
una jurídica en concordancia con los feminismos y respetuosas de los derechos de las
prostitutas. Finalmente, concluiremos analizando el caso de Chile con una propuesta de
regulación a la prostitución.
Palabras clave: Feminismos, ética sexual, consentimiento sexual, abolicionismo,
legalización.
Abstract: This research analyzes the role of the State regarding prostitution,
considering the two main positions, abolitionism and legalization, both feminists. The
objective is to identify which position is more beneficial for prostitutes concerning their
rights. We will review the history of prostitution and the origin of its social stigma in
addition to presenting the different treatment models. After analyzing the main
postulates of liberal and radical feminism, we contrast the arguments of abolitionism
with those of legalization. Then, we will propose a moral and a legal position in
accordance with feminisms and respectful of the rights of prostitutes. Finally, we will
conclude analyzing the case of Chile with a proposed regulation to prostitution.
Keywords: Feminisms, sexual ethics, sexual consent, abolitionism, legalization.
Introducción
“[L]as mujeres que realizan ese trabajo son inmediatamente estigmatizadas,
pertenecen a una categoría única: las víctimas. En Francia, la mayoría de ellas se
niega a hablar públicamente con el rostro descubierto, porque saben que ese trabajo
no debe asumirse. Hay que guardar silencio. (…) Se exige de ellas que estén
sucias, mancilladas. Y si no dicen lo que hay que decir, si no se quejan del daño
que les han hecho, si no cuentan cómo las han forzado, entonces lo pagan caro. No
* Parte del presente trabajo ha tenido como base mi Memoria de pregrad o en la Pontificia Universidad
Católica de Valparaíso, aprobada con nota máxima el año 2017. Tanto la Memoria como la realización de
este artículo fueron guiadas por la profesora Dra. Laura Mayer Lux, a quien agradezco por su dedicació n.
CABRERA, Natalia, “Prostitución ¿Es necesario castigar? Una propuesta feminista para
Chile”
96
nos da miedo que no sobrevivan, al contrario, nos da miedo que digan que ese
trabajo no es tan aterrador como parece”.1
Esta es la declaración de Virginie Despentes, una exitosa escritora francesa que ha
redactado libros y películas, feminista y ex prostituta. En ella da cuenta del estigma que
han sufrido las trabajadoras sexuales, también a manos del feminismo.
La prostitución es un fenómeno difícil de comprender. A menudo nos vemos influidos
por aprensiones morales y sociales, por los discursos oficiales y por nuestra propia
comprensión del sexo. Sin embargo, lo cierto es que es un fenómeno variable y los
juicios absolutos sobre él deben tomarse con cuidado. Hoy, las trabajadoras sexuales
reclaman un espacio en la sociedad y en la legalidad, se han organizado y han hecho oír
sus voces.
Nuestra investigación busca estudiar el fenómeno desde una perspectiva feminista. Nos
hemos preguntado cuál es la forma correcta en que el Estado debe abordarlo fuera de
todo prejuicio y con pleno respeto a los derechos y autonomía de las mujeres. En las
siguientes páginas, examinaremos principalmente dos de las posturas mayoritarias hoy
en día; el abolicionismo y la legalización, ambas feministas. Nos preguntaremos por la
conveniencia de la criminalización del cliente, resolviendo cuál debe ser el parámetro de
intromisión del Estado, el que a su vez debe ser absolutamente respetuoso de los
derechos de las mujeres. Nuestro objeto de estudio será la prostitución que
entenderemos como “prestación voluntaria y negociada de servicios sexuales
remunerados”.2 Cuando nos referimos a “voluntaria” queremos decir, carente de
cualquier tipo de coacción o engaño, realizada por mayores de 18 años. Se excluyen de
él, la trata de personas, la prostitución infantil, algunas formas de proxenetismo y la
rufianería.
Nuestro objetivo es realizar una propuesta feminista, que en particular brinde respuesta
a falta de regulación que existe en Chile, pero que pueda ser aplicada en cualquier país.
Para ello hemos analizado los principales argumentos de la postura abolicionista,
contrastándolos con las respuestas de la postura a favor de la legalización. Luego
efectuamos un análisis en dos planos, por un lado el plano ético práctico,
aventurándonos a adoptar una postura moral con respecto a la prostitución; y por otro
lado el plano jurídico, estableciendo un parámetro que determine la intromisión del
Derecho Penal. Nuestras posturas moral y jurídica se encuentran estrechamente
intrincadas con los feminismos y tiene por objeto el empoderamiento femenino por
sobre cualquier otra consideración.
Nos referiremos a las trabajadoras sexuales como prostitutas. Esto, porque
consideramos que aquel término nada tiene de peyorativo ni degradante, por ende, no
vemos razón para reemplazarlo.
1. Referencia histórica a la prostitución
1.1. La prostitución en sociedades paganas
1 DESPENTES, Virginie, Teoría King Kong, España: Editorial Melusina, 2007, p. 57.
2 MAQUEDA, María Luisa, Prostitución, feminismos y derecho penal , Granada: Editorial Comares S.L,
2009, p. 61.
Polít. Crim. Vol. 14, Nº 28 (Diciembre 2019), Art. 3, pp. 95-151.
[http://politcrim.com/wp-content/uploads/2019/10/Vol14N28A3.pdf]
97
La prostitución ha sido un fenómeno inmensamente variable a lo largo de la historia,
tanto en lo relativo a la perspectiva social y moral respecto de quienes la ejercen y la
consumen, como en cuanto a sus objetivos y rol en la comunidad. En la historia, ha
revestido fundamentalmente tres formas, la prostitución doméstica, la sagrada o
religiosa y la civil.3
La prostitución doméstica ocurre en una época en que los hombres vivían alejados unos
de otros en el bosque, según Dufour, previa a las leyes del hombre y de la moral. La
visita de un extraño constituía una bendición, llegando a considerarse incluso que podía
ser un Dios. En ese contexto, la familia le brindaba toda la comodidad que podía, e
incluso “[e]l marido cedía de buena voluntad su lecho y su mujer al huésped”.4 A
cambio de ello, el huésped, al despedirse, brindaba a la mujer un regalo a cambio de su
hospitalidad. Esta forma de prostitución constituía un “servilismo sexual” que las
mujeres estaban obligadas a cumplir a requerimiento de sus padres o esposos.5
La prostitución sagrada, muchas veces vinculada a la doméstica, era realizada como
ofrenda o forma de conectarse con los dioses generalmente ligados a la sexualidad como
Afrodita. Una de estas manifestaciones se realizaba en Babilonia, donde las mujeres
debían tener sexo con un desconocido al menos una vez en su vida en el templo de
Afrodita (Mylitta, le llamaban los asirios).6 Cosa similar ocurría en Armenia, en un
recinto aledaño al templo de la diosa Anaitis, en donde vivían por un largo periodo de
tiempo jóvenes (hombres y mujeres) del país, que pertenecían a algunas de las familias
más distinguidas. Ahí, solo podían ingresar extranjeros que pagaban por las relaciones
con un regalo. Las jóvenes que terminando su servicio a la diosa salían del templo eran
las más solicitadas en matrimonio por los hombres y mientras más extranjeros hubieren
recibido, más requeridas eran en matrimonio.7 Para los fenicios estaba Astarté, una
diosa/dios, que poseía tanto el sexo masculino como el femenino, y que personificaba la
deificación a los genitales. En los cultos nocturnos a esta diosa, los hombres se vestían
como mujeres y las mujeres como hombres.8 Más curioso aún es el caso de Lidia, donde
las mujeres ejercían la prostitución (siempre consagradas a una diosa) para obtener el
dinero que sería destinado a su dote y así tener derecho a elegir esposo, quien estaba
imposibilitado para rehusarse a la oferta.9
Las utilidades provenientes de esta actividad regularmente estaban destinadas al
mantenimiento del templo y de los que vivían en él.10 La prostitución sagrada se erigía
como un culto a los dioses de la sensualidad, femeninos, masculinos y hermafroditas.
Era en realidad un culto a la misma sexualidad, como expresión de placer y diversidad,
tal como señala Dufour: “Toda el Asia menor abrazó con entusiasmo un culto que
divinizaba las pasiones y apetitos sensuales”.11
3 DUFOUR, P edro, Historia de la p rostitución en tod os los pueb los del mundo , Barcelona: Juan Pons,
1870, pp. 8-9.
4 DUFOUR, Historia de la prostitución, cit. nota n° 3, p. 10.
5 GARRIDO, Luis, La prostitución: Estudio jurídico y criminológico, Mad rid: Edersa, 1992, p 31.
6 RUBIO, Gonzalo, “¿Vírgenes o meretrices? La prostitución sagrada en el oriente antiguo”, Gerión, n.°
17, 1999, pp. 129-148, pp. 129 y 130.
7 DUFOUR, Historia de la prostitución, cit. nota n° 3, p. 25.
8 DUFOUR, Historia de la prostitución, cit. nota n° 3, p. 26.
9 DUFOUR, Historia de la prostitución, cit. nota n° 3, p. 30.
10 GARRIDO, La prostitución, cit. nota n° 5, p. 32.
11 DUFOUR, Historia de la prostitución, cit. nota n° 3, p. 29.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA