Segundo Prólogo - La policía frente al código procesal penal - Libros y Revistas - VLEX 369310858

Segundo Prólogo

Autor:Hugo Dolmestch Urra
Cargo del Autor:Ministro de la Excma. Corte Suprema-Segunda Sala Penal, Profesor de Derecho Procesal Penal de la Academia de Ciencias Policiales de Carabineros de Chile
Páginas:11-14
 
EXTRACTO GRATUITO
11
SEGUNDO PRÓLOGO
El destacado y conocido profesor que elaboró este trabajo –con quien
tengo el honor y agrado de compartir la Cátedra de Derecho Proce-
sal Penal en la Academia de Ciencias Policiales de Carabineros de
Chile– me ha pedido prologar el libro, referido al rol policial frente
al nuevo estatuto procedimental que nos rige y la gran e histórica
reforma que sostiene.
Con el mayor agrado cumplo con dicha solicitud, pensando
que resulta no sólo oportuno, sino que indispensable, contar con
una guía de formación y estudio como ésta para orientar el análisis
sistemático de tan importante misión.
La experiencia directa de varios años en el perfeccionamiento de la
función policial nos permite tener siempre presente que el profesor Otero
es persistente en sostener que el deber básico de la fuerza pública –cuya
razón de ser constitucional es la de “dar eficacia al derecho”– consiste
en entregar todos los esfuerzos necesarios para evitar la impunidad,
causa principal del aumento de la delincuencia que nos agobia con sus
consecuentes y perniciosas alteraciones en la vida social.
Por cierto que, en el presente libro, su autor empieza por reite-
rar aquella convicción, siendo del caso advertir que tal peligro se
acrecienta en un sistema de enjuiciamiento criminal acusatorio
como el actual, debido a que, por sus características y naturaleza, los
errores de la investigación –léase “errores policiales”– son reclamados
por la defensa de los imputados como vicios capaces de anular el
procedimiento, lo que particularmente sucede con la denuncia; la
detención; las diligencias relativas a los medios de prueba y al sitio
del suceso; el registro de locales, vestimentas, equipaje y vehículos,
por nombrar sólo algunas de las actuaciones sometidas a la riguro-
sidad de este control.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA