Talavera, Pedro (2006). Derecho y literatura - Núm. 18-1, Enero 2011 - Revista de Derecho Universidad Católica del Norte - Libros y Revistas - VLEX 452522798

Talavera, Pedro (2006). Derecho y literatura

Autor:Carlos Ruiz-Tagle Vial
Cargo:Doctor en Derecho y profesor de Introducción al Derecho en la Universidad Católica del Norte (Chile), sede Antofagasta
Páginas:327-328
 
EXTRACTO GRATUITO
327
R  D  U C   N - A 18 Nº 1 (2011)
TALAVERA, Pedro (2006). Derecho y literatura, Granada: Editorial Co-
mares, 208 pp.
Es frecuente que se muestre como saberes diversos a las ciencias y
el arte. En especial es común que las ciencias experimentales se ubiquen
en una vereda opuesta a la obras de los artistas. En las primeras se juzga
que son determinantes la rigurosidad y la aplicación del método. En las
segundas la inspiración le pone alas a la espontaneidad y ritmo y color
destacan una buena obra de arte de una sin gracia o brillo.
Esta diferencia igualmente es aplicable a las ciencias jurídicas y las
obras de arte. Lo cierto es que aunque no en polos opuestos si en latitu-
des diversas se encuentran el Derecho y las artes. Pues bien a nuestro en-
tender eso debe corregirse para bene cio de ambas.
Derecho y arte tienen mucho que decirse recíprocamente. Es así
como bajo esta denominación (Law and arts) puede encontrarse todo
un rico conjunto de normas que regulan las situaciones de saqueos y
catástrofes vinculadas al patrimonio artístico de los distintos países. Un
estudio de juristas vinculados a esta disciplina resume su aportes indi-
cando que se han especializado en el Derecho del Arte que constituye
una prioridad la protección jurídica de obras artísticas y antigüedades; el
asesoramiento sobre trá co nacional e internacional de obras de arte; y el
asesoramiento especializado a casas de subastas, galerías y museos.
Por otra parte, junto con esta protección y amparo que brinda el de-
recho, las obras de arte han recogido su inspiración en múltiples hechos
vinculados al Derecho. Los crímenes, guerras, rebeliones, discriminación
y juicios, son muy comunes en todas las manifestaciones artísticas. La
pintura recoge invasiones, grandes batallas o encuentros entre pueblos. La
escultura plasma en los diversos materiales la muerte, la redención, el tra-
bajo manual. La música re eja estados del hombre en que la sensibilidad
de los sonidos se uni ca en sinfonías que en ocasiones se dirigen a alabar
la actuación de un soberano, como en alguna medida ocurre con Handel
y Mozart o la decepción frente a ellos como ocurre con Beethoven y Na-
poleón.
La literatura, a nuestro entender tiene grandes cumbres que presen-
tan problemas jurídicos. Es así como el libro del Génesis, el Éxodo y el
relato de la huida del pueblo judío de Egipto, El Libro de los Muertos, El
Código de Hammurabi, los evangelios, son textos artísticos y jurídicos a
la vez. Igualmente autores como Dostoievsky, Tolstoi, Golding, Orwell,
Joyce, Neruda, rozan con sus palabras los grandes con ictos humanos que
sin duda se encuentran revestidas de repercusiones jurídicas.
Al iniciar el libro Derecho y literatura, Pedro Talavera explica que el
propósito del mismo es “dar noticia al lector sobre el debate doctrinal
que la relación entre derecho y literatura ha generado y sigue generando
Revista de D erecho
Universidad Ca tólica del Norte
Sección: Co mentarios de Bibl iografía
Año 18 - Nº 1, 2011
pp. 327-328

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA