Los tres Mexicos: analisis de la distribucion espacial del empleo en la industria y los servicios superiores, por tamano urbano y por region. - Vol. 35 Nbr. 104, April 2009 - EURE-Revista Latinoamericana de Estudios Urbanos Regionales - Books and Journals - VLEX 60432345

Los tres Mexicos: analisis de la distribucion espacial del empleo en la industria y los servicios superiores, por tamano urbano y por region.

Author:Angoa, Isabel
 
FREE EXCERPT

RESUMEN Se analiza la localización del empleo en la industria y los servicios superiores en México utilizando cocientes de localización. Los municipios están agrupados en nueve clases de tamaño urbano y en tres regiones: norte, centro, sur. En términos generales, se observan patrones de localización consistentes con los modelos que existen en la geografía económica. Los servicios superiores se concentran en las zonas urbanas más grandes, exhibiendo un patrón jerárquico. La industria, particularmente la de tecnología media, está relativamente más concentrada en ciudades de tamaño medio. Pero México muestra también ciertas particularidades: los servicios financieros están proporcionalmente muy concentrados en la capital; la desconcentración de la industria es aún limitada. La proximidad con los Estados Unidos genera una lógica espacial particular en el norte, diferente de la del centro y del sur.

PALABRAS CLAVE: localización, industria manufacturera, servicios superiores, México, regiones.

ABSTRACT The location of employment in manufacturing and in high-order services in Mexico is examined using location quotients. Municipalities are grouped into nine urban size classes and three regions: north, centre, and south. Location patterns are generally consistent with models in economic geography. High-order services concentrate in the largest urban areas, exhibiting a hierarchical pattern. Manufacturing, especially mid-tech manufacturing, is relatively more concentrated in medium-sized cities. Mexico also exhibits distinctive features: financial services are proportionately very concentrated in the capital; industrial deconcentration is still limited. The proximity of the US generates a distinctive spatial logic in the North, different from that in the Centre and the South.

KEYWORDS: location, manufacturing industry, high-order services, Mexico, regions

Introducción

El objetivo de este artículo es analizar la localización del empleo manufacturero y de los servicios superiores en México, mediante el uso de cocientes de localización. El estudio se realiza atendiendo dos criterios: la región de pertenencia (centro, norte, sur) y el tamaño urbano. Para esto, se agrupa a los 2.449 municipios de México en nueve categorías de tamaño urbano. A su vez, se definen diez clases manufactureras y doce de servicios superiores. Para estos últimos, la literatura da cuenta de múltiples denominaciones para referir a la misma realidad: servicios a las empresas, servicios a la producción, servicios intermediarios, servicios modernos (Stanback, 1984; Daniels, 1985; Moreno y Ecolano, 1992; Sassen, 2001). Se trata de servicios que pueden, en muchos casos, intercambiarse a través de grandes distancias, como los bienes fabricados. Los servicios financieros son un buen ejemplo, pues no es necesario vivir en la Ciudad de México para comprar acciones de la Bolsa de Valores de esta ciudad. La publicidad es otro ejemplo; aunque concebida en la Ciudad de México, puede ser difundida al resto del país (e incluso en el mundo), por medio de la televisión, la radio e Internet.

En el curso de los últimos años, se ha acumulado una abundante literatura empírica que analiza la localización de las actividades económicas en el espacio nacional (Alonso et al., 2004; Desmet y Fafchamps, 2005; Gaigné et al., 2005; Henderson, 1997, 2003; Ingram, 1998; Polèse y Shearmur, 2004, 2006; Rubiera, 2005; Terral y Polèse, 2006). Estos estudios han abordado el comportamiento de la industria y los servicios en países industrializados (1) (destacan los casos de España, Francia, Estados Unidos y Canadá). A pesar de las diferencias geográficas e históricas entre países, en general, se observan las mismas grandes tendencias (Henderson et al., 2001), esto es, que los servicios al productor se concentran en las ciudades más grandes, mientras que la manufactura lo hace en ciudades de tamaño medio.

La pregunta que da base al artículo es si en México se observan las grandes tendencias de localización antes mencionadas, tomando en consideración la conjunción de tres rasgos fundamentales: i) no es aún un país plenamente industrializado; ii) se caracteriza por fuertes desigualdades regionales (no es exagerado hablar de un México dividido entres) (Delgadillo et al., 2001; García-Verdi, 2005; Rodríguez-Pose, 2005); iii) es un país en desarrollo con una frontera común con uno de los países más ricos (Calderón y Martínez, 2004). Es razonable pensar que estos tres rasgos tendrán un impacto en el patrón de localización de las actividades económicas. Por ejemplo, es posible que el empleo manufacturero en México esté aún relativamente muy concentrado en las ciudades grandes, lo que contrasta con lo que sucede en Canadá o Estados Unidos (Terral y Polèse, 2006).

Concentración de los servicios superiores y desconcentración industrial

La literatura internacional hace referencia a dos grandes tendencias que se desprenden de estudios empíricos para países industrializados. En lo que se refiere a la industria manufacturera, se observa un movimiento de desconcentración a costa de las ciudades más grandes y en beneficio de las ciudades medianas y pequeñas. Es el caso de las industrias que utilizan menos materia gris, a las que podemos llamar industrias de baja y mediana tecnología. Dos ejemplos típicos son la industria automotriz y la electrónica, particularmente la fabricación de aparatos para el hogar y otros productos estándar como radio receptores, televisores, entre otros. En contraparte, se observa también una fuerte concentración en las ciudades más grandes, de lo que puede llamarse terciario superior, una relación que parece seguir siendo estable, a pesar de la introducción del Internet y otras tecnologías de la información (Gaspar y Glaeser, 1998; Sassen, 1991; Klaus y Fafchamps, 2005). Polèse y Shearmur (2006) observan, por ejemplo, el caso de Canadá, donde el nivel de concentración de sectores como el de finanzas, publicidad y otros servicios a las empresas, no ha cambiado casi nada en el curso de treinta años. Los servicios superiores siguen siendo sensibles al tamaño urbano (Sobrino, 2003, p. 91).

La desconcentración de la industria manufacturera, por una parte, y la concentración de los servicios superiores, por otra, no son hechos independientes. Ambos están estrechamente relacionados. En la literatura inglesa se habla de un fenómeno de crowding-out (Ingram, 1998; Graham y Spence, 1997), que puede traducirse como "expulsión industrial". Los fundamentos económicos de este proceso han sido bien explicados por Henderson (1997). En términos simples, la concentración de los servicios superiores -el sector más dinámico de las economías modernas- en las grandes ciudades hace aumentar los precios del suelo y los salarios, acentuando también los problemas de congestión vial. Por lo tanto, las industrias que no pueden asumir los precios inmobiliarios elevados ni los altos salarios, y que son sensibles a la congestión vial, van en busca de otra localización (Henderson, 1997). Se trata generalmente de industrias de bajo (o mediano) contenido tecnológico, que en México son importantes por la gran cantidad de empleos industriales (2) que generan. Estas industrias suelen ser importantes consumidoras de espacio, y por lo tanto, sumamente sensibles a los precios del sudo. Así, es en la periferia de las grandes aglomeraciones y en las ciudades medias donde se encuentran las grandes plantas de fabricación de automóviles, de electrónica y de otros equipamientos pesados. Paralelamente, si los costos suben demasiado en la parte "central" del país, donde se concentran las ciudades más grandes, las industrias más sensibles a los salarios tenderán a elegir sitios en la periferia, donde el costo de la fuerza de trabajo es menor (Henderson et al., 2001). Este movimiento de dispersión industrial se observa, por ejemplo, en Estados Unidos, donde la industria del vestido (inicialmente concentrada en la región de Nueva York) y la industria textil (al principio concentrada en Nueva Inglaterra), con el tiempo se han desplazado hacia los estados del sur, los más pobres de ese país.

La literatura internacional subraya igualmente la importancia de las economías de aglomeración: las ventajas económicas de la concentración (Fujita y Thisse, 2002). La distinción más importante se encuentra entre las economías de urbanización --las ventajas generales de la gran ciudad-- y las economías de localización --relacionadas con los reagrupamientos de industrias o de actividades conexas en una misma ciudad o región--. Se emplea con frecuencia el término "cluster" para referir a tales agrupamientos (Porter, 1998, 2000). Las economías de localización, propias de los clusters, se asocian con más frecuencia a la industria manufacturera, y se basan principalmente en la presencia de una oferta de mano de obra especializada, de infraestructura y del establecimiento de relaciones interindustriales (Henderson, 2003). Estos clusters industriales, dependiendo de sus atributos, no se encuentran forzosamente en las ciudades más grandes.

El principal motor de la desconcentración industrial sigue siendo el crecimiento de los servicios superiores --finanzas, gestión, servicios técnicos y científicos, medios, etc.--, sensibles a las economías de localización y de urbanización. Su propensión a concentrarse en las ciudades más grandes descansa en gran parte en la necesidad continua de los contactos cara a cara. La tendencia de los grandes bancos e instituciones financieras a agruparse a menudo en un mismo barrio es una ilustración elocuente. En México, el sector de las finanzas está aún subdesarrollado, comparativamente a países más avanzados. Por lo tanto, podemos prever un crecimiento rápido de este sector, así como para otros servicios superiores, crecimiento que se hará sentir primero en el Distrito Federal así como en otras grandes ciudades como Monterrey y Guadalajara. Según la experiencia de países más industrializados, este...

To continue reading

REQUEST YOUR TRIAL