Las verdaderas fuentes del crecimiento económico - Núm. 271, Julio 2018 - Serie Informe Económico - Libros y Revistas - VLEX 730855753

Las verdaderas fuentes del crecimiento económico

Autor:Francisco Parro G.
Cargo:PhD en Economía de la Universidad de Chicago. Profesor Asistente en la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez.
Páginas:32-36
 
EXTRACTO GRATUITO
Serie Informe Económica 271 32
emos visto que, tanto desde el punto de vista teó-
rico como empírico, las políticas industriales no
parecen ser la ruta a seguir para promover el creci-
miento económico de largo plazo. Pero entonces,
si no son las políticas industriales, ¿cuáles son los verda-
deros motores que permitirían a un país como Chile crecer
de manera sostenida en el tiempo?
Para responder a esta pregunta comenzaré analizando el
tipo de teoría económica que nos permite entender de me-
jor manera las diversas experiencias de crecimiento econó-
mico observado en distintas regiones del mundo. Con una
teoría económica en la mano, extraeré lecciones respecto
de los ingredientes que debiese contener un modelo de de-
sarrollo que apunte a promover el crecimiento económico
de largo plazo. En la discusión no haré referencia a políti-
cas especícas, sino más bien a los principios económicos
que deben guiar el diseño de políticas económicas favora-
bles al crecimiento.
Lo primero que nos muestra la literatura empírica es que
el progreso tecnológico y su efecto sobre la productividad
agregada son actores protagónicos detrás del crecimiento
de los países. Economías que han experimentado incre-
mentos importantes en la productividad total de factores
(PTF) han logrado alcanzar el umbral del desarrollo econó-
mico. Por el contrario, los países que han fallado han sido
aquellos que elevaron barreras domésticas, que se convir-
tieron en un freno para el progreso tecnológico y el creci-
miento de la productividad agregada. Revisemos algunos
estudios empíricos referentes a este tema.
H
3. LAS VERDADERAS FUENTES
DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO
Un primer grupo de estudios utiliza la contabilidad del cre-
cimiento para descomponer los incrementos del producto
en sus distintas fuentes: acumulación de factores de pro-
ducción y crecimiento de la PTF. Sin excepción, los estu-
dios más citados del tema encuentran que una fracción
importante del crecimiento del producto por trabajador se
atribuye a incrementos en la PTF (ver por ejemplo, Solow,
1957; y Denison, 1974)30.
Otro grupo de estudios, utilizando datos de corte transver-
sal, realiza ejercicios contables de desarrollo económico.
Esta corriente de la literatura busca entender si son las
variaciones en la tecnología o en el capital (físico y huma-
no) por trabajador las que explican las diferencias entre los
ingresos de países ricos y pobres. Distinta de la literatura
sobre la contabilidad del crecimiento, la literatura sobre de-
sarrollo se enfoca en los niveles de ingreso más que en
las tasas de crecimiento. Sin embargo, estos estudios al-
canzan una conclusión similar respecto del rol protagónico
del progreso tecnológico en el proceso de desarrollo de los
países. Por ejemplo, Hall y Jones (1999) encuentran que di-
ferencias en la intensidad de uso del capital31 contribuyen
en un factor de 1,5 a la brecha de 35 veces entre el produc-
to por trabajador de Estados Unidos y Nigeria. Diferencias
en los niveles de capital humano contribuyen en un factor
de 3,1. La brecha restante -un factor de 7,7- se atribuye a
desigualdades en productividad. Parente y Prescott (2000)
llegan a una conclusión similar, además de argumentar
cómo la existencia de barreras domésticas que impiden la
absorción de tecnologías del exterior explica gran parte de
la brecha en los niveles de la PTF de los países32 .
La PTF es medida a través de un residuo y, por ende, es probable que incluya
la influencia de algunos factores omitidos. Sin embargo, la búsqueda de
variables omitidas para calcular la PTF ha sido extensiva. Considerando los
resultados de las diferentes especicaciones utilizadas en la literatura, es
difícil invalidar la conclusión sobre que el cambio tecnológico es uno de los
motores fundamentales detrás del crecimiento económico de los países.
30
La intensidad de uso es denida como el ratio de capital a producto. Los
autores utilizan esta medida ya que un incremento exógeno de productividad
(manteniendo la tasa de inversión constante) aumenta el ratio capital/trabajo
y, por ende, parte del incremento del producto que es fundamentalmente
debido al progreso tecnológico, sería atribuido al incremento en el capital
por trabajador. Al utilizar el ratio capital a producto este problema es menos
probable de existir.
31
Tal como bien documenta Stokey (2012), utilizando datos de corte trasversal
de países los estudios presentan una serie de limitaciones. Datos sobre
las horas no están frecuentemente disponibles, por lo que el producto se
mide por trabajador en lugar de hora-hombre. Además, el capital humano
se mide de manera imprecisa, generalmente usando los años promedio
de escolaridad con ajustes poco rigurosos por calidad. En los ejercicios
contables de desarrollo, al igual que en los de contabilidad del crecimiento,
la PTF se estima como un residuo que probablemente está sesgado al alza
por la omisión de algunos factores que afectan el producto por trabajador.
Sin embargo, las estimaciones son lo sucientemente grandes como
para absorber una revisión substancial a la baja y aun así, sobrevivir como
determinante clave de las diferencias de ingresos entre países.
32

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA