Anexo II. 'Posibilidades de implementar una política plenaria en Chile'. Profesor Mario - Anexos - Manual de Derecho Político. Las Fuerzas Políticas y los Regímenes Políticos. Tomo II - Libros y Revistas - VLEX 318981383

Anexo II. 'Posibilidades de implementar una política plenaria en Chile'. Profesor Mario

Autor:Profesor Mario Verdugo Marinkovic.
Cargo del Autor:Profesor de Derecho Político y Derecho Constitucional, Universidad de Chile
Páginas:183-191
RESUMEN

Artículo atinente a la Sección Tercera, párrafo 11

 
EXTRACTO GRATUITO
183
I. INTRODUCCIÓN
1
Si bien en el presente los partidos políticos
tienen un reconocimiento eminentemente
jurídico, originariamente fueron realidades
sociológicas consideradas como facciones
perturbadoras del orden público.
Efectivamente, como anota KARL LO-
EWENSTEIN “por razones comprensibles las
constituciones revolucionarias americana y
francesa, omitieron mencionar a los partidos
políticos. Expresado con suficiente elocuencia
por Madison en el número 10 del Federalist,
los partidos fueron estigmatizados por los
padres de la Constitución como ‘pernicio-
sas facciones’. La Revolución Francesa, que
había heredado la hostilidad del ‘ancien
régime’ hacia los cuerpos intermedios, re-
chazó los partidos políticos por considerarlos
incompatibles con el dogma imperante de
la soberanía de la voluntad general. Para
ambas filosofías políticas, el ejercicio del
poder político estaba delegado exclusiva-
mente en los detentadores constitucionales.
Las constituciones del siglo XIX no fueron
menos discretas frente a los partidos políticos,
aunque éstos hubiesen sido frecuentemente
padrinos de su nacimiento”.2
1
Esta colaboración para el libro publicado por la
Universidad de los Andes en homenaje al distingui-
do profesor Eduardo Soto Kloss, tuvo su origen en
dos crónicas periodísticas: 1) el desprestigio de los
partidos políticos ante la opinión pública, al tenor
de recientes encuestas; y 2) el anuncio por parte del
Ejecutivo de proyectos que modifican leyes orgánicas
constitucionales de contenido político.
A partir de la motivación provocada por ambas
lecturas, desarrollamos el presente trabajo que tiene
connotación meramente descriptiva.
2 Teoría de la Constitución, Editorial Ariel, 1965,
pág. 444.
Incluso, avanzado el siglo XX, las cons-
tituciones continuaron ignorando a estas
fuerzas políticas y sólo con la consolidación
en Occidente del régimen democrático re-
presentativo se les dio el rango jerárquico
superior.
Como puntualiza MARIO JUSTO LÓPEZ,
entre los partidos políticos y el régimen
democrático representativo hay una rela-
ción genética, “en todos los países en que
se implantó el régimen democrático repre-
sentativo, los partidos políticos se fueron
modificando a través del tiempo y contri-
buyeron a esa transformación cambios in-
troducidos en los regímenes electorales y,
en particular, la extensión cada vez mayor
del derecho al sufragio”.3
En síntesis, la evolución de los partidos
políticos puede resumirse en las siguientes
etapas: rechazo, desconocimiento, legaliza-
ción y constitucionalización.
En forma tal vez un tanto exagerada,
RODRIGO BORJA, en 1997, considera “que
una de las más importantes innovaciones
políticas de este siglo, es ciertamente la
organización y perfeccionamiento de los
partidos como instrumentos de interven-
ción de la comunidad en los quehaceres
del Estado”.4
Paradójicamente, en la etapa en que los
partidos políticos han logrado el máximo
reconocimiento en el plano jurídico, se
ha generado en Occidente una marcada
desconfianza y desapego por estas colecti-
vidades políticas.
3 Introducción a los Estudios Políticos, Editorial Ka-
pelusz, Bs. Aires, 1971, t. II, pág. 491.
4
Enciclopedia de la Política, Editorial Fondo de
Cultura Económica, México, 1997, pág. 732.
Anexo II
Atinente a la Sección Tercera, párrafo 11
POSIBILIDADES DE IMPLEMENTAR UNA POLÍTICA PLENARIA
EN CHILE1
Profesor Mario Verdugo Marinkovic

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA