La infalibilidad en el conocimiento de los primeros principios de la ley natural. Análisis a partir de los textos tomistas - Ponencias - La lucha por el derecho natural - Libros y Revistas - VLEX 699101085

La infalibilidad en el conocimiento de los primeros principios de la ley natural. Análisis a partir de los textos tomistas

Autor:Santiago Legarre/Alejandro Miranda Montecinos/Cristóbal Orrego Sánchez
Páginas:229-247
 
EXTRACTO GRATUITO
LA INFA LIB ILID A D E N EL C ON O CI MI EN TO D E LOS
A PARTIR DE LOS TEX TOS TOM ISTAS
Al e j a n d r o M ir a n d a Mo n t e c in o s
I. I
En el libro IV de la y a lo largo de los
que en el orden del conoc imiento humano han de existir, forzosament e,
ad inf initu m1. De este
primeros principios1 2, constituyen la condi ción de posibil idad misma de
todo saber.
pos ibilida d de u na cad ena infi nita de mot ores m ovid os en el intent o d e dar las base s
par a co mp ren der la re alid ad d el m ovim ient o en el univ erso (c/ Me t. , XII, 3, 10 70a3; 7,
res pect o que si to do fin se eligi era con m iras a otro su perio r y n o existie ra ning uno
(Et. nic .,
y M. Arau jo, Ce ntro de Es tudios C onstit ucion ales, M adrid , 1994, 6.a ed .).
2 Cf. An .pos t., II, 19, 99b21.
229
meros pri ncipios3. Pero deja claro que existe uno fundamental, e l de no
a su vez , aquel acerca d el cual es imposible el error. Y tal princip io es,
Boe cio ( c
ciertas concepcione s com unes de la intelige ncia cono cidas p or tod os los
hombres, i. e.,
(per se nota),
mismos, en lo s qu e consiste el dere cho natural6.
primeros principios d e la le y natural son es decir,
conoc idos por todos los hombres de manera eviden te, y, p or lo mismo,
que respecto de ellos no cabe posibi lidad de error.
Ahora bien, afirmar que los prim eros pr incipios de la ley natural son
conoc idos por todos sin error presenta importantes dificultades. De una
que incluso entre sus mismos seguidores existan importantes diferencias
pr inc ipio d e id ent ida d co mp ar ada );
se qu itan co sas igu ales, los res tos so n igua les" (cf. Euc lides, El em e n to s, l ibro I).
4 Me t. , cf. Met .,
XI, 5, 106 lb33.
5 C f. Bo ecio, De h ebd oma dib us, cap. I .
6
Cf. Gu illerm o de Auxe rre, Sum m a a ure a, II, tr. 8, q. 1.
7 Ocur re, en este caso, alg o sim ilar a lo q ue suced e co n los prime ros p rincip ios especu lati-
230

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA