Medidores inteligentes: “el consumidor paga todo” - Núm. 1391, Marzo 2019 - Temas Públicos - Libros y Revistas - VLEX 773799041

Medidores inteligentes: “el consumidor paga todo”

RESUMEN

En el reciente debate respecto de la conveniencia de cambiar los medidores análogos por los llamados “inteligentes”, así como a quién le corresponde pagarlos, ha quedado en evidencia la falta de conocimiento, así como las ideas erradas al respecto, siendo que este tema ha estado en la discusión pública desde principios de 2014. Este cambio responde a un avance tecnológico necesario para exigir... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
LIBERTAD Y DESARROLLO
TEMAS PÚBLICOS
www.lyd.org
1391 - 1
22 de marzo de 2019
ISSN 0717-1528
1
MEDIDORES INTELIGENTES:
EL CONSUMIDOR PAGA TODO
Como consecuencia de cambios regulatorios y de exigencias de calidad del servicio
que deben asumir las distribuidoras de energía implementados durante el Gobierno
de la Presidenta Michelle Bachelet, se generó la necesidad de reemplazar los
medidores análogos actualmente existentes por “inteligentes”. Aun cuando varios
actores del sector y del Congreso habían participado directa o indirectamente en la
aprobación de estos avances tecnológicos, la polémica se ha instalado respecto de
por qué es el consumidor el llamado a pagar esta inversión, con el “agravante” de
que aproximadamente el 70% de la población ya pagó por sus actuales medidores.
En primer lugar, la discusión se ha centrado en por qué el usuario debe pagar por la
infraestructura de la empresa distribuidora y no sólo por su consumo de energía.
Este raciocinio, aplicado a cualquier negocio, lo llevaría a la quiebra ya que la
empresa no podría cubrir nunca los costos de inversión en infraestructura que tuvo
que incurrir para dar el servicio, sino que sólo los costos operacionales.
En segundo lugar, parece justificada la incomodidad que manifiestan los ya dueños
de sus medidores: los pagaron en su oportunidad y ahora estos no valen nada. Al
En el reciente debate respecto de la conveniencia de cambiar los medidores análogos por
los llamados “inteligentes”, así como a quién le corresponde pagarlos, ha quedado en
evidencia la falta de conocimiento, así como las ideas erradas al respecto, siendo que este
tema ha estado en la discusión pública desde principios de 2014.
Este cambio responde a un avance tecnológico necesario para exigir por parte de la
autoridad una mayor calidad del servicio, generar ahorros importantes para el usuario y
avanzar en eficiencia energética, con sus consecuentes beneficios para el medio ambiente.
Actualmente el consumidor paga por los medidores, ya sea a través de su compra o del
arriendo mensual de éstos. En el nuevo esquema, el consumidor seguiría pagando por el
medidor, pero ahora a través de la tarifa. Esto es coherente tanto con la regulación que rige
actualmente el sector, como con los principios básicos de economía respecto de la
regulación de un monopolio natural.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA