Nociones generales sobre esta condición - La resolucion proveniente de la condicion resolutoria tacita - Sección segunda. Sanción de la obligación de pagar el precio - Segunda parte. Obligación de pagar el precio - De las obligaciones del comprador - De la Compraventa y de la Promesa de Venta. Tomo II. Volumen 1 - Libros y Revistas - VLEX 328020991

Nociones generales sobre esta condición

Autor:Arturo Alessandri Rodríguez
Páginas:347-361
RESUMEN

1632. Fundamento de la condición resolutoria subentendida en los contratos bilaterales - 1633. El artículo 1873 del Código Civil establece expresamente esta condición en el contrato de venta para el caso de que el comprador no pague el precio. Formas en que puede presentarse esta condición en dicho contrato - 1634. La condición resolutoria tácita puede invocarse por infracción de cualquiera de... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
DE LAS OBLIGACIONES DEL COMPRADOR
347
3º LA RESOLUCION PROVENIENTE DE LA CONDICION
RESOLUTORIA TACITA
A) NOCIONES GENERALES SOBRE ESTA CONDICIÓN
1632. Nuestro Código, a semejanza del francés, acepta el principio de la
condición resolutoria subentendida en los contratos bilaterales y en el
artículo 1489 dice: “En los contratos bilaterales va envuelta la condición resolu-
toria de no cumplirse por uno de los contratantes lo pactado. Pero en tal caso
podrá el otro contratante pedir a su arbitrio o la resolución o el cumplimiento del
contrato, con indemnización de perjuicios”.
¿Cuál es el fundamento de esta disposición? ¿En virtud de qué princi-
pio jurídico ha sido dictada?
Según algunos autores este precepto no es sino una aplicación de la
teoría de la causalidad en los contratos. En los contratos bilaterales, dicen,
cada una de las partes se obliga en vista de la obligación que a su favor
contrae la otra, de donde resulta que la causa de la obligación de cada
parte es la obligación de la otra. Aplicando esta noción al contrato de
venta tenemos que el vendedor se obliga a entregar la cosa, porque el
comprador se obliga a pagarle el precio. Si una de las partes no cumple su
obligación, la causa de la otra desaparece. El contrato tiene que perecer
por inexistencia de las obligaciones que lo forman y el contratante que
estaba dispuesto a llevarlo a cabo tiene derecho para hacer efectiva esa
extinción. Este derecho es pedir su resolución.
Demolombe, uno de los sostenedores de esta doctrina, dice al respec-
to: “Como en los contratos bilaterales la obligación de cada parte es la
causa de la obligación de la otra, si una no cumple su obligación, la de la
otra, por ese hecho, deja de tener una causa; de modo que la condición
resolutoria tácita llega a ser una consecuencia lógica de los principios rela-
tivos a la causa en las obligaciones convencionales. Y es precisamente bajo
este aspecto que los jurisconsultos romanos la habían considerado en los
contratos innominados, acordando a la parte hacia la cual el pacto no se
había cumplido una conditio ob causam dati causa non secuta”.1 Larombière
se expresa más o menos en los mismos términos. Entre nosotros no faltan
tampoco quienes busquen la explicación de ese artículo en la doctrina
antes expuesta.
A nuestro juicio, no es exacto que la condición resolutoria tácita sea
una consecuencia lógica de la teoría de la causa en los contratos. La argu-
mentación de Demolombe y Larombière parte de un principio errado que
conduce necesariamente a una conclusión errada. No negamos que la obli-
gación de una de las partes sea la causa de la obligación de la otra; pero sí,
que la resolución provenga del desaparecimiento de la causa de una de las
obligaciones, como consecuencia de no haberse ejecutado la otra, porque
si esta afirmación fuera verdadera, el contrato no podría ser cumplido ni
1 Traité des contrats, II, núm. 489, pág. 469.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA