Algunas notas sobre el programa político-criminal de la constitución a la luz de los nuevos modelos político-criminales - Núm. 8, Julio 2012 - Revista de Derechos Fundamentales - Libros y Revistas - VLEX 456818886

Algunas notas sobre el programa político-criminal de la constitución a la luz de los nuevos modelos político-criminales

Autor:Jaime Vera Vega
Cargo:Licenciado en Ciencias Jurídicas por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Páginas:173-223
RESUMEN

En el presente artículo se efectúa un análisis algunos de los modelos político-criminales surgidos a propósito del proceso expansivo del derecho penal: el derecho penal de la seguridad ciudadana, el derecho penal del enemigo y el derecho penal simbólico, sus rasgos más característicos y la forma como los mismos han influenciado reformas recientes introducidas en el ámbito penal y procesal penal... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
173
Revista de Derechos Fundamentales
- UNIVERSIDAD VIÑA DEL MAR - Nº 8 (2012), pp. 173-223
RESUMEN
*
Licenciado en Ciencias Jurídicas por la Pontifi cia Universidad Católica de Valparaíso, Más-
ter en Derecho Penal por las universidades de Barcelona y Pompeu Fabra (España), Profesor
de Derecho Penal y Procesal Penal en la Pontifi cia Universidad Católica de Valparaíso y en
la Universidad Viña del Mar. Correo electrónico: jaime.vera@ucv.cl
ALGUNAS NOTAS SOBRE EL
PROGRAMA POLÍTICO-CRIMINAL
DE LA CONSTITUCIÓN A LA
LUZ DE LOS NUEVOS MODELOS
POLÍTICO-CRIMINALES
SOME NOTES ON THE CRIMINAL-POLITICAL PROGRAM
OF THE CONSTITUTION, TO THE LIGHT OF THE NEW
CRIMINAL POLITICAL MODELS
JAIME VERA V EGA*
En el presente artículo se efectúa un análisis algunos de los modelos político-cri-
minales surgidos a propósito del proceso expansivo del derecho penal: el derecho
penal de la seguridad ciudadana, el derecho penal del enemigo y el derecho penal
simbólico, sus rasgos más característicos y la forma como los mismos han infl uen-
ciado reformas recientes introducidas en el ámbito penal y procesal penal chileno.
Luego el autor establece las líneas generales del programa político criminal subya-
cente en la Constitución Política, a fi n de establecer si estos modelos se ajustan a la
normativa marco que establece la Carta Fundamental.
Palabras clave: Política criminal, programa, seguridad ciudadana, enemigo, simbó-
lico.
This article is an analysis of the political-criminal models that arise in connection
of the expansion of criminal law: the criminal law of the public safety, the criminal
law of the enemy and the symbolic criminal law; its stronger features and the way
in which they have infl uenced recent reforms introduced in the Chilean criminal
law and in the Chilean criminal procedure. The author then outlines the political
criminal agenda underlying the Constitution, in order to establish whether these
models are consistent with the rules established under the Constitution.
Keywords: Politics, criminal, agenda, safety, public, enemy, symbolic.
Recibido: 8 de diciembre de 2012.
Aceptado: 18 de diciembre de 2012.
ABSTRACT
174
Revista de Derechos Fundamentales
- UNIVERSIDAD VIÑA DEL MAR - Nº 8 (2012), pp. 173-223
JAIME VERA VEGA /
Algunas notas sobre el programa político-criminal de la Constitución a la luz...
INTRODUCCIÓN
La exi stencia de relaciones entre el derecho penal y el derecho
constitucional, constituye una cuestión generalmente destacada por
los dogmáticos del derecho penal, tanto en el ámbito de la doctrina
nacional como en la comparada1. Esta relación se expresa en dos ám-
bitos bastante nítidos: por una parte a raíz de que el ejercicio de la
potestad penal constituye, en nuestros tiempos, una competencia de
índole estatal, toda la normativa constitucional que defi ne la estruc-
tura y forma de actuación del Estado, tiene suma importancia para el
derecho penal, desde la perspectiva del ejercicio del ius puniendi. En
segundo lugar, partiendo de la premisa de que la función, por anto-
nomasia, atribuida al derecho penal es la protección de bienes jurídi-
cos, dado que muchos de ellos constituyen derechos fundamentales
reconocidos en el texto constitucional (vida, salud, libertad, honor,
patrimonio, etc.), esta circunstancia genera también un punto de con-
tacto entre ambas disciplinas jurídicas.
A su vez, lo que se afi rma respecto de la relación entre derecho
penal y derecho constitucional, es también válido para el binomio po-
lítica criminal-derecho constitucional. En efecto, entendiendo que la
política criminal constituye una disciplina autónoma de la dogmática,
a que le incumbe la elaboración de los criterios a tomar en cuenta a
la hora de tomar decisiones en el ámbito del derecho penal2, espe-
cialmente respecto de la prevención de la criminalidad, resulta que la
puesta en práctica de tal misión debe considerar el sistema de valores
y principios contenidos en la Constitución, que como tales se erigen
como el punto de referencia básico y fundamental de las valoraciones
que debiesen guiar cualquier programa de lucha contra la crimina-
1 En nuestra doctrina aborda esta relación Etcheberry, quien en su tratado hace alusión
a la existencia de ciertas “bases constitucionales de la ley penal”. Cfr. ETCHEBERRY,
Alfredo, Derecho penal. Parte general, tomo I −3ª edición –, Santiago, Editorial Jurídi-
ca de Chile, 1997, pp. 65 y ss. Tratándose de la doctrina comparada, se refi ere, entre
otros, a esta cuestión Tiedemann, pues según su visión: “La relación entre Derecho
constitucional y Derecho penal es un tema presente en todos los tratados de ambas
disciplinas desde los tiempos de la Ilustración. «La ley no debe establecer más penas
que las estrictas y manifi estamente necesarias»”. TIEDEMANN, Klaus, “Constitución y
derecho penal”, trad. Luis Arroyo Zapatero, en: Revista española de derecho constitu-
cional, año 11, Nº 33 (1991), p. 145.
2 POLITOFF, Sergio, MATUS, Jean Pierre y RAMÍREZ María Cecilia, Lecciones de derecho
penal chileno. Parte General −2ª edición−, Santiago, Editorial Jurídica, 2003, p. 87.
175
Revista de Derechos Fundamentales
- UNIVERSIDAD VIÑA DEL MAR - Nº 8 (2012), pp. 173-223
JAIME VERA VEGA /
Algunas notas sobre el programa político-criminal de la Constitución a la luz...
lidad3. En esta misma dirección, como correctamente ha expuesto
Zúñiga, la labor que le corresponde a la política criminal de servir de
guía al legislador para establecer cuándo utilizar la herramienta penal
y cuándo deben privilegiar otros instrumentos de control penal me-
nos ofensivos, supone que los principios valorativos que rigen las va-
loraciones político-criminal ingresan en el sistema penal, anclados en
la Constitución, al extremo que es la norma fundamental, como ex-
presión de los principios generales del Estado social de Derecho y de
los principios de limitación de la intervención penal, es la que posibi-
lita la penetración de la política criminal en la ciencia jurídico penal4.
En consecuencia, es dable sostener que tras el articulado de la
Constitución subyace un programa político criminal, al cual deben
ceñirse las decisiones que adopta el Estado, en tanto titular del poder
para determinar cuáles son los comportamientos que se consideran
delictivos y en la tarea de defi nir los instrumentos tendientes a hacer
frente al problema de la criminalidad. A lo largo del presente trabajo
procuraré esbozar cuáles son tales lineamientos generales.
Por otra parte, resulta que el debate político criminal contempo-
ráneo, se ha centrado durante las últimas décadas en el análisis del
fenómeno, que elocuentemente Silva ha denominado la expansión del
derecho penal. Este proceso se caracteriza por el predominio de una
tendencia claramente dominante en la legislación de todos los países
(incluido el nuestro) hacia la introducción de nuevos tipos penales,
así como a una agravación de los ya existentes, que cabe enclavar en el
marco general de la restricción, o la «reinterpretación» de las garantías
clásicas del Derecho penal sustantivo y del Derecho procesal penal. Se
señalan por este autor, como notas distintivas del fenómeno expansi-
vo, fundamentalmente cuatro, a saber: a) creación de nuevos bienes
jurídico-penales; b) ampliación de los espacios de riesgos jurídico-
penalmente relevantes; c) fl exibilización de las reglas de imputación;
y d) relativización de los principios político criminales de garantía.
Como resalta el creador de esta noción, el fenómeno expansivo del
derecho penal, hoy por hoy, no es solo cuestión de legisladores super-
3 En este sentido, ARROYO, Luis, “Fundamento y función del sistema penal: el pro-
grama penal de la Constitución”, en: Revista Jurídica de Castilla-La Mancha, Nº 1
(1987), p. 99.
4 ZÚÑIGA, Laura, Política criminal, Madrid, Editorial Colex, 2001, p. 51.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA