Plan de emergencia por covid-19: ¿de qué manera se apoya a la clase media? - Núm. 1455, Julio 2020 - Temas Públicos - Libros y Revistas - VLEX 846355237

Plan de emergencia por covid-19: ¿de qué manera se apoya a la clase media?

Páginas:1-7
RESUMEN

Dado que los programas de apoyo existentes no dependen de la clasificación socioeconómica de mediano plazo sino de la situación ocupacional y los ingresos de corto plazo, para analizar las alternativas con que cuenta la clase media hay que sobreponer ambas dimensiones. Al hacerlo, encontramos que 64,5% de los hogares de clase media-baja posee contrato de trabajo y/o boleta, por lo que pueden... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
TEMAS PÚBLICOS
www.lyd.org
1455 - 1
10 de julio de 2020
ISSN 0717-1528
1
PLAN DE EMERGENCIA POR COVID-19:
¿DE QUÉ MANERA SE APOYA A LA CLASE MEDIA?
En las últimas semanas se ha generado un debate por el supuesto abandono en que
se encontraría la clase media respecto a los distintos apoyos que está brindado el
Estado para enfrentar la caída en los ingresos que ha provocado la pandemia. Ello
llevó al Gobierno a presentar un plan dirigido exclusivamente a este grupo, así como
a los legisladores una serie de mociones que amplían los beneficios ya existentes e
incluso, permiten el retiro de una parte de los ahorros previsionales antes de llegar
a la edad de jubilación.
Pero la pregunta que cabe hacerse frente a estas reacciones es si se encuentra
efectivamente abandonada la clase media o si se está llegando a ella a través de los
programas ya implementados por el Gobierno. Considerando que no existe una
definición oficial de lo que es pertenecer a este heterogéneo grupo, pero que
además los programas gubernamentales se otorgan sobre la base de criterios
adicionales al nivel de ingresos, como es la situación ocupacional, la respuesta no es
trivial. Es por ello que en el presente documento examinamos los datos disponibles
y buscamos responder a estas interrogantes. De igual forma, buscamos determinar
si hay grupos que hoy podrían requerir de nuevas asistencias.
Dado que los programas de apoyo existentes no dependen de la clasificación socioeconómica
de mediano plazo sino de la situación ocupacional y los ingresos de corto plazo, para analizar
las alternativas con que cuenta la clase media hay que sobreponer ambas dimensiones.
Al hacerlo, encontramos que 64,5% de los hogares de clase media-baja posee contrato de
trabajo y/o boleta, por lo que pueden acogerse a los beneficios de protección del empleo. El
35,2% restante depende de ingresos exclusivamente informales por lo que califica para el
Ingreso Familiar de Emergencia. Asimismo, un porcentaje mayoritario de la clase media-media
puede acceder a los beneficios para ingresos formales (77,2%) y el resto al Ingreso Familiar de
Emergencia. En tanto, quienes sí es probable se encuentren más descubiertos es la porción
minoritaria de hogares de ingresos medio-altos y altos que se encontraban en informalidad.
Así, más que un problema de acceso a los distintos programas es posible que en ocasiones la
cobertura de los beneficios según los ingresos previos a la crisis sea insuficiente. Por ello, la
propuesta de crédito blando presentada por el Gobierno constituye una buena manera de
complementar los beneficios ya existentes y ayudar todavía más a la clase media.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA